Sin nerviosismo: el dólar sube un centavo apuntalado por otra compra del Central

Para contrarrestar la oferta de dólares, el BCRA hizo contratos de dólar futuro que buscan tentar a los grandes jugadores para que lo ayuden a comprar dólares en el mercado.

Por
16deDiciembrede2009a las08:07

Los caminos del Señor... Redrado son insondables. Ayer, el dólar ganó un centavo en la cotización minorista hasta los $ 3,78 para la compra y $ 3,83 para la venta, si bien el Banco Central cerró la jornada con compras netas por unos u$s 50 millones. Incluso por tercer día consecutivo, se superó el monto de u$s 600 millones negociados. Justamente en un contexto que no ahorraba incertidumbre ante la reacción del mercado por el anuncio de la creación del Fondo del Bicentenario para garantizar la cancelación de los vencimientos de deuda de 2010, la moneda estadounidense tuvo fuertes fluctuaciones en su cotización mayorista a lo largo de la jornada, en parte provocada por la operatoria del Central que, para los jugadores de la plaza cambiaria, “intentó desorientar” al mercado.

Muy temprano, la cotización del dólar trepó rápidamente de $ 3,8110 a los $ 3,8190 y se mantuvo en estos niveles hasta la mitad de la rueda. Sin embargo, a partir de ese momento, la oferta de privados y exportadores comenzó a aparecer lentamente y revirtió la tendencia original provocando un descenso de la divisa hasta los niveles iniciales. De esta manera el dólar mayorista cierra en $ 3,8110 sin variación respecto del lunes.

La receta de Martín

Para aquellos hombres dados a la antropología de lo cambiario, ayer se amontonaron casi u$s 200 millones en operaciones de swaps, un negocio que goza de buena salud y que está engordando algunas billeteras. Esto le ha sacado presión al BCRA como comprador de dólares.

En la línea fina, los mercados a futuro han comenzado a mostrar valores cada vez más elevados que son incentivados por el Central, evidenciando contratos que no siempre responden a la especulación del mercado sino a las necesidades del Central de mantener las expectativas de los grandes jugadores “en caja”.

Porque según los operadores, el negocio cambiario hoy no pasa por comprar o vender dólares al público minorista sino que las herramientas que utilizan son la tasa de interés y el tipo de cambio. Necesitado de reforzar su poder de compra de dólares en la plaza dentro del veranito financiero, señalan que Redrado incentiva a los bancos para que lo ayuden en este cometido. Las entidades financieras compran sus dólares al valor de mercado contado (valor hoy), y venden contratos a futuro a precios más elevados. Pueden comprar dólares a $ 3,81 en el mercado contado y venderlos con vencimiento a febrero a $ 3,8890. Para incentivar esta operatoria, el Central sale a responder como contraparte de estos contratos a futuro y a convalidar valores que no siempre están en sintonía con las tasas de interés que se manejan en el mercado. ¿Regalo de fin de año? El BCRA ofertó ayer el dólar futuro a $ 3,8890 en febrero; $ 3,9265 en marzo y $ 3,9540 en abril con tasas que arrojan valores cercanos al 12% anual mientras que la tasa que registra el mercado se ubica por debajo del 10%. Esos contratos que el BCRA vendió ayer son, incluso, por valores más bajos que los que había pagado por comprar el mismo plazo el lunes, por lo que en el mercado especulan que, en todo momento, los valores que maneja el Central intentan causar desconcierto.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota