El campo santafesino sufrió clima y políticas negativas

El análisis de Rubén Ferrero, presidente de Carsfe, cierra un período complicado y sin avances políticos que colaboren con la penurias productivas de la Provincia. El campo santafesino, además de lo sabido, sobre el cierre de 2009 salió a defender su esquema impositivo, ante las pretensiones poco claras de la administración Binner.

31deDiciembrede2009a las07:39

"El balance del año que hago para el sector que me toca representar es altamente negativo. Primero por el factor climático, que azotó muy fuertemente a gran parte del país y principalmente a la producción de Santa Fe; y segundo por el factor político, porque hemos seguido exactamente igual en la relación con el Gobierno Nacional, no sólo en lo gremial, sino para los productores, porque no ha habido ayuda donde realmente se necesitaba llegar para auxiliar a quienes realmente estaban en una situación crítica", hasta aquí el repaso que Rubén Ferrero, como presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe hace se restringe a lo más básico de una actividad compleja.

El campo es mucho más que sembrar y esperar que crezca, es tan diverso como potente, pero le cuesta luchar contra quienes lo repelen como a una plaga, siendo el bálsamo para un mecanismo que activa a la patria.

"El Gobierno Nacional se ha seguido entrometiendo de mala forma para destruir todos los mercados, lo ha hecho con el de trigo, con el cárnico y con el lácteo, entonces el balance que hacemos en ese sentido es negativo", asegura el dirigente.

Sin embargo, el trabajo mancomunado de las entidades y de los productores promovió durante estos dos últimos años acciones valiosas y contundentes. "Al presentar propuestas a distintos grupos opositores, que a la postre terminaron ganando la elección legislativa de julio, fue una bisagra para empezar a pensar de una manera distinta en cuanto a la división de poder y la toma de decisiones en el Congreso, a partir de marzo del año que viene. Ese es un hecho positivo a tener presente, pese a todo lo que vino ocurriendo hasta el momento".

Santa Fe no tuvo una estampida en las cámaras de Senadores y Diputados de delegados directos del campo, pero sí se sabe fuerte en opinión y aportes al esquema productivo nacional. Es entonces que este cambio genera cierta expectativa, tanto en el hombre rural como en el de las ciudades. Según Ferrero, los legisladores que llegarán desde el interior del país a la Capital Federal podrán plasmar todo lo que sucede social y económicamente en pueblos y ciudades, surgido esto de una mala administración política y agropecuaria, por tal motivo "hay que trabajar muy fuerte para levantar eso, tenemos muchísimos proyectos y hay que poner un freno en la intromisión de Guillermo Moreno que la semana pasada volvió sobre el mercado cárnico para incomodar al productor y que no tenga la rentabilidad suficiente como para seguir con su explotación, además de meterse en el de los lácteos".

SIEMPRE IGUAL

Sobre la lechería coinciden todos los dirigentes que se opusieron a la reinstalación de las compensaciones a la leche, porque preveían el final anunciado de incumplimientos y demoras. "Cada intromisión del Gobierno es perjudicial para el productor, porque a esta altura el tambero debería estar cobrando la última de las cuotas del subsidio de 20 centavos por litro, pero se ha cobrado al momento solamente la segunda. Esto demuestra que siempre se favorece a los exportadores o al comercio, pero el único que sale perjudicado siembre es el productor agropecuario".

UNIDAD

Ferrero explica el trabajo de mayor a menor que se hace en la Provincia, junto con el resto de las entidades, con el valor de la diversidad, pero con la intención de "fijar siempre una agenda con cinco o seis puntos que nos unen, para poder seguir adelante. Es una realidad que están pidiendo los productores agropecuarios, afiliados o autoconvocados, y es que las entidades estén

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota