Un negocio que despega

Las cabañas, protagonistas de la exposición de Palermo, están abocadas a producir más con mejores valores.

16deJuliode2011a las03:57

Piezas fundamentales del progreso genético y protagonistas de la 125» Exposición Rural de Palermo, que comenzó anteayer, las cabañas están viviendo un renacer de su negocio, en sintonía con la recuperación de la ganadería en el país. Eso se cristaliza en los precios de su producto estrella: los reproductores. Todos los remates realizados en lo que va de 2011 y auspiciados por las asociaciones de las principales razas están registrando valores sensiblemente más altos que el año pasado, con subas que oscilan entre el 20 y el 30%.

Incluso, si se compara con la explosiva suba que en términos porcentuales tuvo la hacienda desde fines de 2009, los valores también van reacomodándose.

Por lo general, los reproductores acompañan "de atrás" la suba de la hacienda, hasta que logran acoplarse.

En líneas generales, el negocio de las cabañas pasa por una tendencia positiva vinculada con varios componentes. Se advierte que con la mayor retención de hembras y el repunte ganadero hay un interés por utilizar reproductores con buena genética. "Los criadores valoran los mayores pesos de destete, la mejor calidad y los mejores índices de fertilidad y todo esto está ligado a reproductores PP y PR que generan las cabañas", expresó Juan Bullo, director ejecutivo de Hereford.

Hay también una mayor demanda por reproductores que traccionan los centros de inseminación artificial. Esto responde, a su vez, a una suba en la demanda de semen.

Además, cuando la ganadería estaba en ruinas, no pocos cabañeros disminuyeron el número de terneros como futuros padres. Hoy eso genera una oferta acotada, pero las cabañas están apuntando a producir más. "Hubo gente que bajó la cantidad de toros que hacía y ahora está tratando de volver a producir más", graficó Carlos Ojea Rullán, asesor de cabañas.

Según recordó Fernando Charró, gerente comercial de Estancias y Cabaña Las Lilas, hace unos años la UCA y un equipo de técnicos presentó un trabajo sobre la cantidad de toros que participaban del rodeo nacional. En ese momento, se proyectó que para cubrir los 20 millones de vientres activos se necesitaba un 5% de toros. Esto es, un millón.

En ese contexto, la reposición anual sobre esa cifra era de 200 mil toros por temporada. Pero si se consideraba la suma de los toros vendidos en exposiciones, remates auspiciados, cabañas, etcétera, no se llegaba al 20% del total a reponer.

Ahora, según Daniel Musi, profesor de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA, está la oportunidad para que el crecimiento del uso de toros con características reconocidas y evaluaciones genéticas sea mayor. De hecho, el negocio de las cabañas está enfocado en crecer.

El anterior cuadro de situación se valida con que hay nuevas cabañas en actividad. Desde el repunte de los precios en 2010, Hereford tiene 40 cabañas nuevas o "reactivadas". "La asociación cuenta con 416 cabañas, versus 376 con las que contaba antes del repunte de precios", expresó Bullo.

Desde Angus, su director ejecutivo, Juan Pablo Hornos, indicó que la raza "observa un aumento del 15% de cabañas nuevas".

En Brangus, Facundo Rivolta, gerente, dijo que la raza pasó de tener 280 cabañas en 2009/2010 a contar con 325 cabañas en el ciclo 2010/2010.

Además, las cabañas de Braford también vienen empujando fuerte. "Nuestra asociación observa una importante reactivación en las cabañas tradicionales, que actualmente totalizan unos 300 establecimientos", indicó Agustín Arroyo, director ejecutivo de la Asociación Braford Argentina.

El negocio
Por lo pronto, vale destacar con qué tendencia de precios se encontrará quien visite Palermo.

Según Eduardo Gómez Gil, asesor comercial de remates y ventas particulares, en la primera mitad de 2011 los valores de los r

Temas en esta nota