Avanza rápido la siembra de girasol

Se registran buenas precipitaciones en todas las regiones girasoleras. Se cubrió casi el 70% de la intención de siembra, aunque faltan avances sustantivos en el SE y SO bonaerenses, que reúnen más de un millón de hectáreas. En Santa Fe y en el NEA, el estado de los cultivos es muy bueno.

15deNoviembrede2011a las10:02

Gracias a buenas precipitaciones en prácticamente todas las regiones girasoleras, la siembra se encuentra avanzada un 4,3 % respecto de la campaña anterior. Las coberturas representan el 69,4% de las 1,86 millones de hectáreas de intención de siembra a nivel nacional.

Según el último informe de la Bolsa de Cereales, fechado el 10 de noviembre, las precipitaciones en Buenos Aires y La Pampa de la última semana demoraron las labores de implantación. Por suerte, se registraron abundantes lluvias en el sudoeste bonaerense, donde faltaba humedad.

En los laboreos del norte de La Pampa y oeste de Buenos Aires ocurrió algo similar, a raíz de intensas lluvias que -si bien favorecen a los lotes ya implantados- demoran el avance de la siembra. En ambas zonas, ya hay coberturas del 88%.

Dos zonas girasoleras, que representan más de 1 millón de hectáreas (el 55% de la intención) tienen bajos porcentajes de sembrados. Mientras que en el sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa se alcanzó el 44%, en el sudeste bonaerense, el 54%. Se espera que en los próximos días avance drásticamente la cobertura, ya que las condiciones climáticas las favorecerían.

Con respecto al estado de los cultivos, la Bolsa consignó que en el NEA se registraron lluvias dispares pero de buena intensidad, que favorecen a los lotes que transitan la etapa de floración. En zonas de siembra posterior, los plantíos inician la etapa de botón floral en muy buenas condiciones. Por otra parte, en el centro-norte de Santa Fe se transita desde la etapa de “cinco pares de hojas desarrolladas” hasta en los más avanzados, la de pleno botón floral. También allí hay muy buenas condiciones hídricas para lograr altos porcentajes de rendimiento y materia grasa.

El informe del USDA

El último informe del USDA consigna que hay pequeñas modificaciones respecto de lo consignado en octubre: aumenta la producción de aceite de palma en 290.000 toneladas, principal causa del incremento de 460.000 en la oferta mundial de los nueve principales aceites. Como la demanda de estos se mantiene estable y las importaciones caen levemente, hay un aumento de casi 1 millón de toneladas en los stocks finales, valor que representa una suba significativa, del 9,1% (el ajuste mensual es bajista).

Con las nuevas proyecciones, conviene comparar la situación con respecto a la campaña 2010/11 que la producción de todos los aceites crecerá 3,7%, mientras que el consumo lo hará al 3,9%. Las importaciones crecerán 5,7% y los stocks finales bajarán 3,6% (tendencia anual alcista).

Particularmente, para nuestro aceite, las subas en producción y consumo serán del 11,6 y 10,1%, respectivamente. Las importaciones subirán 25,7% y los stocks finales lo harán al 15,4% (tendencia anual bajista).

Para la Unión Europea se corrigieron en noviembre, al alza, las expectativas de producción de grano de girasol y canola, lo cual alivia un poco las dificultades producidas por una magra cosecha de esta última. El USDA mantiene constante el consumo industrial (responde abrumadoramente al empleo del aceite de canola para biocombustibles, que equivale al 61% de los usos industriales totales). La buena noticia es que se prevé un mayor consumo alimentario de aceite de girasol, que crecerá en 724.000 toneladas, por supuesto abastecidas, en el corto plazo, desde el Mar Negro.

El USDA prevé una producción argentina de grano de girasol de MT 3,2. Suponiendo que el área final sea la que estima la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, esto implicaría un rendimiento de 1,77 toneladas po

Temas en esta nota