Sin reacción, la soja marcó en Chicago un nuevo mínimo del año

Con pérdidas de 22% desde el máximo de agosto, el poroto no encuentra su piso. Supercosecha en Brasil y la Argentina y demanda estancada se suman al temor financiero.

Por
22deNoviembrede2011a las07:35

Las materias primas agrícolas en volvieron a sucumbir ayer a las turbulencias en los mercados financieros, lo que llevaron al maíz y a la soja a marcar nuevos mínimos en el mercado de Chicago, de tres meses para el cereal.

Para la oleaginosa, la nueva caída significó un nuevo mínimo –el tercero consecutivo– del año. Los precios del principal producto de exportación local llegaron incluso a tocar el menor valor en 365 días: durante la rueda cotizó a u$s 420 la tonelada, el nivel más bajo desde el 22 de noviembre de 2010 cuando la oleaginosa en Chicago cerró a u$s 415 la tonelada.

Hacia el cierre, hubo un reacomodamiento de posiciones, y los contratos con vencimiento más cercano –correspondientes a enero 2012– terminaron en u$s 422 cada mil kilogramos, 1,7% u u$s 8 por debajo del cierre del viernes.
En la rueda nocturna, la retracción se profundizaba y la soja cotizaba a u$s 421 la tonelada.

La caída externa se reflejó desde temprano en los negocios locales. La oleaginosa disponible en Rosario cerró a $ 1.170 la tonelada. En dólares, terminó a u$s 292 la tonelada, el menor valor en más de un año –sin tener en cuenta el tipo de de cambio–. El 23 de noviembre de 2010 la soja cotizaba a u$s 331 la tonelada.
Con los valores ofrecidos ayer en Rosario no hubo negocios registrados en el recinto, según explicitó la Bolsa de Comercio de esa ciudad.

Los motivos detrás de las reiteradas bajas en Chicago en los precios internacionales de la soja, y el resto de las materias primas, no escapa a las turbulencias que hace meses afectan a los principales mercados financieros por la irresuelta crisis en Europa y en Estados Unidos, y los efectos que tendrá en la economía mundial.

La baja de las bolsas europeas y las pocas perspectivas de que el Congreso de EE.UU. se ponga de acuerdo en cuánto recortar el Presupuesto 2012 fueron los factores externos que marcaron el ritmo negativo en el principal mercado de commodities del mundo. Los temores a un enfriamiento de la economía global se tradujeron en nuevas ventas en contratos con commodities, tanto energéticos como alimentarios, y apreciación del dólar.

A eso se sumó del lado de los fundamentals las buenas perspectivas de una cosecha sudamericana futura que sería récord. Eso luego de que la consultora brasileña Safras estimó que la producción sojera de la región sería de 142,6 millones de toneladas, 5% por encima de la campaña 2010/11.

El pronóstico de una excelente zafra sojera se mantiene aún cuando Brasil está afectado por intensas lluvias y la Argentina padece, aún luego de las lluvias del fin de semana, condiciones secas y calurosas que pueden afectar los cultivos.

La caída externa de la soja estuvo acompañada por los cereales. Luego de tocar los mínimos en más de un mes, el trigo terminó a u$s 223 la tonelada, mientras que el maíz cerró a u$s 235 la tonelada, el menor valor desde el 3 de octubre pasado.

Así, y tras meses en los que la soja fue el commodity agrícola más resistente a los vaivenes de precios, las recientes bajas hicieron que las principales materias primas estén entre 22% y 25% por debajo de los máximos que marcaron este mismo año.

La crisis global y la sobreoferta cerealera son clave en esta combinación. Tanto para trigo como para maíz, pesa la competencia y stocks más que abultados de los países productores de Europa del este.

Por Paula López.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota