Un año marcado por la volatilidad

Estamos a punto de culminar el año y en cierta forma es un buen momento para la reflexión y la evaluación de los momentos y situaciones que nos ha tocado vivir en un 2011 por demás bien movedizo. Fue un año cuya característica principal ha sido el alto grado de incertidumbre, la euforia, la decepción, y todo esto se tradujo en una muy alta volatilidad de los mercados.

24deDiciembrede2011a las08:05

En cierta forma todo ha sido consecuencia de los sucesivos factores que han impactado en las expectativas de los operadores, comenzando por los recortes del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) en la producción de maíz norteamericano, la irresuelta crisis de las principales potencias de la Unión Europea (UE) y por último el continuo acecho de la sequía. Esto último es hoy el principal factor que está dando sustento a los mercados, compensando con creces la influencia negativa y bajista que debería haber tenido en los mercados el efecto de la crisis europea, debilidad del euro y fortaleza del dólar mediante. De hecho la principal baja en el precio del trigo, la soja y el maíz, comenzó en el momento en que empezaba a vislumbrarse la crisis de Grecia, a principios de octubre.

Al analizar los mercados con respecto a las cotizaciones de un año atrás para esta misma fecha, vemos algunos datos de interés que nos pueden ayudar a interpretar mejor los mercados.

El maíz fue el único producto que no bajó con respecto a la campaña anterior. Vemos que los precios FOB Golfo se están cotizando a 264 dólares por tonelada mientras que un año atrás se cotizaba en el mismo valor. En cambio los precios del maíz FOB Plata, es decir Puertos Argentinos, hoy se están cotizando a US$/t 236, esto es, una baja de US$ 18 con respecto a un año atrás, cuando se cotizaba a 254 dólares por tonelada.

Sin embargo, la mayor baja se produjo en los precios del maíz FAS, en el mercado doméstico, con pérdidas de 30 dólares. Un año atrás, el mercado de maíz posición abril 2011 en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) se cotizaba a US$/t 180, y ahora la posición abril 2012 se cotiza muy cerca de los 150 dólares por tonelada.

Vemos que los fundamentos del mercado del maíz a nivel mundial y a nivel de balance de oferta y demanda en los Estados Unidos, siguen siendo alcistas. Ya hay ciertos rumores de que en el próximo informe de enero el USDA podrá volver a recortar el volumen de producción de maíz norteamericano y, si esto es así, de cierto nos espera un comienzo de 2012 muy alcista para este mercado.

En cambio, la soja ha sido el producto que sufrió mayores bajas de un año a esta parte. Los precios FOB Golfo perdieron US$ 68; de los US$/t 520 que se cotizaba la soja americana en diciembre de 2010 hoy se está cotizando a 452 dólares por tonelada.

Los precios de la soja argentina FOB Plata Puertos Upriver perdieron en el mismo período 73 dólares al pasar de US$/t 518 a 445. La menor baja se registró en el precio de la soja FAS para las posiciones de la nueva cosecha, con pérdidas de 51 dólares; un año atrás la posición mayo 2011 en el Matba se cotizaba a US$/t 336; hoy esa misma posición para mayo 2012 se está cotizando en 285 dólares por tonelada.

Y esta firmeza de la soja nueva es consecuencia directa de la falta de lluvias y el efecto de la sequía que todavía no ha permitido terminar con los trabajos de siembra. De acuerdo con el informe de evolución de los cultivos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, se habría sembrado ya casi el 60 por ciento de la superficie total de soja. Vemos que el 40% restante tiene serios riesgos de no concretarse o hacerlo en forma tardía si las lluvias no vienen de aquí a las próximas dos semanas.

Mas allá de la situación climática, que sin dudas tendrá efectos directos sobre la evolución de las siembras y de los cultivos en general, existe un nuevo factor político que puede llegar a i

Temas en esta nota