En un ambiente de expectativas negativas, las empresas continúan invirtiendo

Del Informe del Ambiente de Negocios del Aglomerado Gran Santa Fe, recientemente publicado por el Observatorio Económico Territorial de la UNL, surge que las empresas santafesinas continúan invirtiendo a pesar de que el nivel de expectativas negativas sobre la evolución económica del país se ha acrecentado de modo significativo.

Por
En un ambiente de expectativas negativas, las empresas continúan invirtiendo
16deAgostode2013a las16:00

El 23,5% de las empresas consultadas invirtió durante el último semestre un promedio del 15% sobre el monto total de su facturación semestral. El 73 % de las empresas que realizaron inversiones, canalizaron parte de las mismas a la compra de maquinarias y equipos, el 61 % a edificación e infraestructura, el 39% a optimización de procesos, el 37% a tareas de marketing y/o desarrollo de nuevos mercados, el 31% para capacitación de personal, mientras que sólo el 9% de las empresas realizó inversiones en investigación y desarrollo.

Estos datos surgen del Informe sobre Ambiente de Negocios del Aglomerado Gran Santa Fe, recientemente publicado por el Observatorio Económico Territorial de la Umiversidad Nacional del Litoral (UNL) con datos recogidos durante el primer semestre del año.

Del mismo informe se desprende también que la facturación media del conjunto de empresas, expresado en valores reales, es decir actualizada por el índice de precios al consumidor elaborado por el Instituto de Estadística de la Provincia de Santa Fe, creció en el primer semestre de este año un 3,3%, cuando en el semestre precedente lo había hecho en un 7,01% en relación con la primera mitad del 2012.

Este ritmo de evolución varía significativamente entre los distintos sectores de la economía. Las empresas del sector Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC´s) se destacan al manifestar un crecimiento del  24,8% en el último año. Por otro lado, el sector industrial sufrió un decrecimiento del 1% en su facturación en el mismo período. Sin dudas las características propias de cada actividad justifican estas diferencias, concretamente, el sector de las TICs, muy ligado a la demanda externa, a través de la producción de bienes intangibles, está sensiblemente menos impactada que las empresas que orientan su actividad al mercado interno, o que enfrentan significativas regulaciones en la comercialización de sus productos.

 

Crecen las expectativas negativas

El 49% de las empresas consultadas creen que en el próximo semestre la economía general del país estará peor que en el pasado inmediato. El crecimiento de las expectativas negativas, se han observado en todos los sectores de la economía, tanto en relación con el comportamiento de la economía en general, como de cada sector en particular.

 

Las expectativas empresarias

En relación con las expectativas sobre la evolución de la propia empresa, en general son más optimistas que a nivel de país: el 50% de los empresarios esperan poder mantener inalterado su nivel de actividad para lo que resta del año y cree que su facturación aumentará, aunque un 62% estima que pese a ello su rentabilidad disminuirá.

“Esta cuestión pone sobre el escenario como tema relevante la problemática de la inflación, la que es una de las principales preocupaciones que sostiene el empresariado”  comentó Hugo Arrillaga, director del Observatorio.

Las principales preocupaciones del empresariado rondan en torno al nivel de actividad económica, a la inestabilidad y la incertidumbre del escenario actual, a la presión tributaria y a las restricciones sobre el comercio internacional, a las cuales se agregan algunas otras preocupaciones sectoriales, como es el de la conflictividad  gremial, en el caso del sector de la construcción.

 

La apuesta a la competitividad, a través de la innovación

Frente al universo de las preocupaciones que sostiene el empresariado santafesino, el 63% de las empresas que planifican realizar inversiones en los próximos 12 meses buscarán introducir innovaciones en sus procesos productivos, ya sea incorporando nuevos productos, mejorando la calidad de los existentes, modernizando procesos, procurando desarrollar nuevos mercados y/o implementando nuevas formas de comercialización. Esta actitud frente a lo que se observa como una situación adversa es sumamente importante, puesto que las inversiones de carácter innovativo son consideradas como la estrategia más eficiente en la generación de capacidades competitivas y la creación de valor a la producción local.

El informe, que presenta los resultados de un relevamiento realizado a empresas productoras de bienes y servicios sobre su actividad económica y las expectativas generales y sectoriales de los empresarios, se presentó en la UNL ante representantes de instituciones intermedias, empresarios que participan del relevamiento y autoridades locales. En el documento se presentan un informe sobre la situación global del conjunto de las empresas del aglomerado Gran Santa Fe y pasa a profundizar luego la situación de cuatro sectores económicos: Construcción, TIC's, Industria y Comercio. Para su desarrollo se contó con la cooperación de la Delegación Santa Fe de la Cámara Argentina de la Construcción, de Santa Fe Valley y del Centro Comercial de Santa Fe.

Temas en esta nota