Entre 1988 y 2008 cerraron 20.000 tambos

En Santa Fe, entre los años 2006 y 2012 se perdieron 500 establecimientos. Solo de 2011 a 2012, los gastos de estructura se incrementaron un 83%

Por |
Entre 1988 y 2008 cerraron 20.000 tambos
19deSeptiembrede2013a las17:43

En Santa Fe, entre los años 2006 y 2012 se perdieron 500 establecimientos. Solo de 2011 a 2012, los gastos de estructura se incrementaron un 83%

Respecto del sector lácteo, indicó que Santa Fe produce el 32% de la producción láctea del país, con 3.628 millones de litros sobre un total nacional de 11.338 millones; participa con el 32% de las existencias bovinas: 1.137.800 cabezas sobre un total de 3.522.107 y con el 38% de los tambos: 4.202 sobre 11.049.

Junto con Córdoba, Santa Fe produce el 69% de la producción de leche del país. Mientras que las usinas ubicadas en la provincia de Buenos Aires destinan la materia prima a productos que se consumen en el mercado interno, Santa Fe industrializa el 45% de los productos lácteos que Argentina exporta al mundo. Córdoba, por su parte, con una gran presencia de Pymes en su territorio, se especializa en quesos.

Respecto de la composición de las exportaciones por origen, como se ha mencionó, el 45% de los productos tienen origen en Santa Fe con un valor de US$ 675 millones sobre un total nacional de U$S 1.300 millones. En participación en el comercio exterior, sigue Córdoba con el 32%, Buenos Aires con el 15% y Entre Ríos con el 7%.

A valores de 2011, el valor bruto de producción de toda la cadena láctea sumó $ 8.800 millones. A la fecha, dicha cifra se ubica en los $ 11.000 millones, resumió el contador Arredondo.

Entre los años 2006 y 2012 se perdieron alrededor de 500 tambos en la provincia; a nivel nacional entre 1988 y 2008, los tambos bajaron de 30.141 a 11.301, es decir cerraron en un número cercano a los 20.000 a nivel país, entre otros motivos, porque muchos predios se volcaron a la agricultura con la soja. El proceso de concentración continúa.

Otro dato aportado por el contador Arredondo fue el notable aumento de los gastos de estructura: mientras que en 2011, se necesitaron 886 litros de leche/ha/año para cubrir las erogaciones de la explotación; en el 2012, se necesitaron 1.624 litros de leche/ha/año para cubrirlos, es decir se registró un aumento del 83%.

En la década de los ‘90 se desarrolló un proceso de desregulación de relaciones intersectoriales, lo que implicaba fijación de precios entre partes y mayor apertura comercial. En este período cayeron los porcentajes aplicados como derechos de importación.

En 1995, luego de que el Mercosur implementara el Arancel Externo Común (AEC), se incrementaron las exportaciones destinadas a Brasil. Además, la exportación de productos lácteos se orientó fundamentalmente hacia dicho mercado.

En enero de 1999, se produce la devaluación de la moneda de nuestro principal comprador, el real brasileño. Esto provoca una disminución importante en las compras de productos lácteos argentinos.

En febrero de 1999 se produce el pico histórico en materia de producción láctea, tanto en la provincia como a nivel nacional.

En el período marzo 2000 – junio 2003, la escasez de producción provoca incrementos de precios. En este período, hay un cambio en los precios relativos en comparación con otros productos agropecuarios, sobre todo la soja.

En abril de 2003, la crecida del Salado produce una inundación que afecta a la cuenca lechera santafesina, con la correspondiente merma en la producción láctea.

En mayo 2007, el sector se vio afectado por otra inundación, esta vez por excesivas lluvias.

A principios de 2005 y de 2008, sendas sequías que afectan a la cuenca lechera.

Desde 2005 en adelante: comienzan a aplicarse distintas regulaciones sobre el sector lácteo por parte del gobierno nacional.

Temas en esta nota