Argentina necesita 6,50 millones de cabezas para alcanzar el stock de uruguay

Uruguay prácticamente recuperó el stock de hacienda bovina que había perdido a causa de la severa sequía que afectó a la nación oriental en el ciclo 2008/09.

Por
Argentina necesita 6,50 millones de cabezas para alcanzar el stock de uruguay
27deSeptiembrede2013a las07:05

Uruguay prácticamente recuperó el stock de hacienda bovina que había perdido a causa de la severa sequía que afectó a la nación oriental en el ciclo 2008/09.

Datos oficiales, difundidos anticipadamente por la consultora uruguaya Tardáguila Agromercados, indican que el stock bovino en el mercado oriental al 30 de junio de 2013 era de 11,651 millones de cabezas, una cifra 2,1% superior a la de la misma fecha de 2012.

El dato es que se registró un stock récord de vacas de cría de 4,29 millones de cabezas (lo que indica alta predisposición de los empresarios a invertir en el sector).

“Con una tasa de destete que sería de 71,5%, aplicada a las 4,29 millones de vacas, daría una parición que este año ascendería a 3,07 millones de terneros, cifra histórica para el país”, indicó Tardáguila Agromercados.

El stock bovino nacional uruguayo al 30 de junio de 2008 y 2009 fue de 11,703 y 11,736 millones de cabezas. Pero a causa de una sequía histórica, que redujo de manera considerable los recursos forrajeros, el stock descendió a 11,092 millones en 2010. A mediados de 2011 casi no había crecido para ubicarse en 11,101 millones de cabezas.

En el ciclo 2008/09 la ganadería argentina también experimentó una merma importante de recursos forrajeros a causa de la sequía. Pero el stock pecuario no logró recomponerse desde entonces debido a la falta de estímulos presentes en el mercado para invertir en el sector (producto de la intervención oficial).

En marzo de 2008 el Senasa registró, a nivel nacional, un stock bovino de 57,583 millones de cabezas. A partir de ese año comenzó una fase intensiva de liquidación de hacienda que llevó el stock a un piso de 47,973 millones de cabezas en marzo de 2011.

Desde entonces se registró una tibia recuperación que no alcanza –ni por lejos– para reponer todo lo perdido. Según los últimos datos oficiales difundidos por Senasa, en marzo de 2013 el stock pecuaria argentino era de 50,996 millones de cabezas.

Pero dicha información no contempla el proceso de liquidación de vientres que se está registrando este año a causa de una sequía extrema en el noroeste argentino (que llevó a una de las principales compañía ganaderas argentinas a liquidar buena parte de sus existencias bovinas).

Temas en esta nota

Seguí leyendo