Uruguay se prepara para liderar el segmento más alto del negocio cárnico

“Estamos condenados a ser la elite”. Así lo indicó el director de Información y Análisis Económico del Inac.

Por
Uruguay se prepara para liderar el segmento más alto del negocio cárnico
30deSeptiembrede2013a las06:59

“Uruguay exporta 400.000 toneladas anuales (de carne bovina). Pero estamos condenados a ser la elite. Si vamos a intentar competir sólo en volumen y precio con Brasil o con Paraguay, no podemos, porque esos países pueden producir con pasturas tropicales con una eficiencia muy grande. Lo nuestro es vender en nichos de calidad”.

Así lo indicó Pablo Caputti, director de Información y Análisis Económico del Instituto Nacional de Carnes de Uruguay (Inac), en una entrevista publicada hoy lunes por el diario oriental El País.

“Entrar en Corea del Sur y próximamente en Japón, aunque se le venda muy poquitos kilos, es el fin de un proceso que se estaría completando en poco tiempo más”, apuntó Caputti.

“Corea ya está, hay que trabajarlo más, pero hay que reconocer que es muy difícil penetrar un mercado que tiene 40% de arancel, por lo que nos vendría bien algún tipo de mejora parcial en los aranceles, alguna cuota o un Tratado de Libre Comercio. Ese 40% de arancel únicamente es posible perforarlo vendiendo algunos cortes muy valiosos. Para que sea más generalizado se precisaría una cuota o que ese arancel se ponga al nivel de Estados Unidos (26,4%) para que sea más fácil sortearlo”, añadió.

El directivo del Inac dijo que el futuro cárnico de Uruguay reside en el hecho de la calidad e inocuidad garantizada por trazabilidad. “El consumidor demandará mayores garantías de seguridad e inocuidad de los alimentos, porque hubo escándalos de contaminación en la Unión Europea o en China, donde los problemas son reiterados. Entonces, la garantía de excelencia, seguridad y calidad desde el punto de atributos de marketing es fundamental. Siempre dimos por garantizado que la carne era inocua, segura y saludable, ahora no sólo hay que tenerlo, sino que hay que demostrarlo y Uruguay hizo mucha inversión para eso”, explicó.

“La trazabilidad es para eso. Lo pensábamos defensivamente por si algún día había que traer para atrás alguna partida si había problemas con la (bacteria) Escherichia Coli. Ahora hay que cambiar el concepto y decir, mediante la trazabilidad estamos constantemente monitoreando todo el sistema para que no pase eso. También sirve si hay que sacar partidas del mercado, pero tendríamos que presionar más a los sistemas de calidad y tenemos muchos desafíos, para en un futuro, decir más fuerte que la identidad de la carne uruguaya es la mejor del mundo en seguridad para los consumidores. Es inocua y saludable todas las veces, nunca tenemos una falla y sobre ese, tienen otros atributos”, agregó Caputti.

“El presidente de Inac, Luis Fratti, dijo alguna vez que las inspecciones de calidad que vamos a recibir del exterior, primero llegan a la industria, a los depósitos de frío, a los productores, al transporte y la próxima incorporación deberían ser las carnicerías. Alguien puede no creer que exista un sistema especial para vender carne al mundo si no se aplica también en el mercado interno. De la nueva realidad, puede formar parte un estándar único de calidad alto, una gran vitrina donde se pueda ver hacia adentro con la total transparencia desde todos lados”, concluyó.

Temas en esta nota