Otra apelación del Gobierno en la causa de los fondos buitre

Pide que no se obligue a los bancos a dar información sobre activos argentinos. El magistrado ordenó en septiembre pasado que Citibank, Deutsche Bank, JPMorgan Chase, HSBC, Standard, UBS, Wells Fargo y BNP Paribas entregasen información al fondo buitre NML

Por
Otra apelación del Gobierno en la causa de los fondos buitre
26deOctubrede2013a las09:15

La Argentina, que viene cosechando fallos negativos en una larga serie de juicios vinculados con el default de la deuda en 2001, presentó anteayer un recurso ante la Cámara de Apelaciones de Nueva York para intentar revertir un fallo del juez Thomas Griesa que obliga a bancos privados a entregar información sobre los activos del país en el exterior, un requerimiento que hicieron los fondos buitre y otros holdouts que reclaman judicialmente por la deuda impaga, según informó la agencia Bloomberg.

El magistrado ordenó en septiembre pasado que Citibank, Deutsche Bank, JPMorgan Chase, HSBC, Standard, UBS, Wells Fargo y BNP Paribas entregasen información al fondo buitre NML. En esa misma oportunidad, Griesa rechazó la solicitud argentina de dejar sin valor un pedido de los fondos buitre para que el Banco Central fuera considerado como "álter ego" del país, es decir, corresponsable de la deuda en litigio y pasible de tener que pagar casi US$ 2600 millones.

La Cámara de Apelaciones de Nueva York ratificó el año pasado un fallo de Griesa según el cual la Argentina violó una cláusula de tratamiento igualitario entre acreedores ( pari passu ) por pagar a los bonistas que entraron en los canjes de 2005 y de 2010 y no hacer lo mismo con los fondos buitre y otros inversores minoritarios. El tribunal de segunda instancia ratificó lo que Griesa ya había decidido: el país debe pagar a los fondos buitre US$ 1300 millones.

En un fallo de agosto pasado, esa Cámara ratificó la fórmula de pago y las sanciones contra los bancos que ayudaran a la Argentina a pagar a los tenedores de bonos que entraron en los canjes.

El gobierno de Cristina Kirchner llevó el caso a la Corte Suprema de Estados Unidos, pero por ahora ésta no lo tomó para su análisis. Especialistas en deuda dicen que aún queda una oportunidad para el país, aunque coinciden en que será muy difícil que el máximo tribunal analice el caso y, si lo hace, que contradiga los fallos anteriores.

Si la Argentina termina viéndose obligada a pagar el 100% a los fondos buitre, los restantes 13 inversores minoristas (6,55%) que no aceptaron los canjes de 2005 y 2010 también reclamarían cobrar el 100%. La Argentina tendría que desembolsar entonces unos US$ 20.000 millones con intereses (los bonistas que sí aceptaron las ofertas sólo estarían en condiciones de reclamar una compensación si el acuerdo con los fondos buitre tiene lugar antes de diciembre de 2014)

Es por eso que el Gobierno estaría negociando sigilosamente con fondos buitre, a través de bonistas que aceptaron el canje y están cobrando, para llegar a un arreglo antes de un eventual pronunciamiento de la Corte Suprema. Acatar fallos negativos en el Ciadi y pagarle al Club de París son otros gestos que la Argentina haría para mostrarse amistosa con los mercados y, de esa forma, lograr una corriente de opinión pública internacional favorable, tanto en el mundo financiero como en la administración Obama, que podría recomendar a la Corte Suprema un fallo favorable a la Argentina.

Temas en esta nota