CEPAL prevé que el desempleo en Latinoamérica baje a mínimo histórico

El resultado sería menor al 6,4% registrado en 2012, de acuerdo al estudio sobre coyuntura laboral en la región elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe y la Organización Internacional del Trabajo.

Por
CEPAL prevé que el desempleo en Latinoamérica baje a mínimo histórico
30deOctubrede2013a las17:10

El desempleo urbano en América Latina y el Caribe podría bajar levemente al 6,2% o 6,3% este año como consecuencia de una desaceleración de la tasa de participación laboral. De este modo, alcanzaría un nivel mínimo histórico pese al bajo dinamismo de la economía global, según un estudio de la CEPAL y la OIT.

La desaceleración del crecimiento económico de la región durante el primer semestre de 2013 se tradujo en una menor demanda laboral, lo que a su vez provocó una generación más acotada de empleo asalariado. Ese menor dinamismo no significó un aumento del desempleo, porque en los primeros seis meses de 2013 se revirtió el aumento relativamente fuerte de la tasa de participación laboral de 2012.

Según el informe, durante la primera mitad del año la economía de la región se habría expandido sólo un 2,5% respecto al mismo período de 2012. Si bien se espera un repunte en el segundo semestre, es probable que el crecimiento anual esté levemente por debajo del ya modesto 3% de 2012.

El informe destacó además que, aunque surgieron nuevos puestos de trabajo, en el promedio ponderado de nueve países el número de ocupados aumentó en el primer semestre solo un 1,2% respecto del mismo período de 2012.

Otro aspecto destacado en el informe es que se mantuvo la tendencia descendente de la tasa de desempleo iniciada en 2004, aunque con bajas muy modestas. Por otra parte, continuó la reducción de las brechas entre hombres y mujeres en términos de participación laboral, ocupación y desempleo, pese a las diferencias entre países.

En cuanto a los salarios reales, en la mayoría de los países continuaron creciendo la primera mitad del año, con tasas más modestas que en el promedio de 2012.

En la segunda sección del documento se analizaron las transformaciones de los sistemas nacionales de formación profesional y capacitación en la región, y los desafíos que enfrentan en el contexto de cambios económicos, productivos y tecnológicos que se expresan en una demanda más diversificada. En este marco, se han introducido una serie de innovaciones respecto de los contenidos, los métodos, las tecnologías utilizadas, la institucionalidad y la coordinación de la formación profesional.

Temas en esta nota