Reservas caerán hasta fin de año otros u$s 2.000 M

Algunos economistas relativizan pérdida y priorizan acceso a mercados. Las reservas del Banco Central tuvieron ayer un respiro. La entidad monetaria no tuvo que intervenir y el stock quedó sin variaciones en u$s 33.534 millones.

Por
Reservas caerán hasta fin de año otros u$s 2.000 M
31deOctubrede2013a las08:18

Las reservas del Banco Central tuvieron ayer un respiro. La entidad monetaria no tuvo que intervenir y el stock quedó sin variaciones en u$s 33.534 millones. Sin embargo, los pronósticos para lo que queda del año siguen siendo muy negativos. Entre los vencimientos de deuda que se avecinan, en particular en diciembre, la salida de divisas por turismo y la falta de liquidación de dólares por parte del sector agropecuario, se estima que el nivel caerá hasta u$s 2.000 millones adicionales en el último bimestre. El hecho de que el nivel de reservas haya quedado exactamente igual ayer pareció abonar la teoría de quienes sostienen que se está recurriendo a préstamos internacionales, especialmente del Banco de Francia, para amortiguar la caída. Esto sucedió, además, luego de que las dos jornadas siguientes a las elecciones legislativas el nivel de reservas sufrió una merma de u$s 494 millones. Y en el acumulado del mes, a sólo una jornada para concluir octubre, la merma llega a u$s 1.207 millones.

Según explicó ayer el expresidente del BCRA, Martín Redrado, "el balance semanal del Central muestra que hay unos u$s 1.500 millones que no tienen explicación en el nivel de reservas, por lo que todo indica que se están volviendo a tomar fondos del exterior". La entidad, sin embargo, no informa cifras al respecto, pero tampoco lo hizo en años anteriores. Un informe de la consultora de Nicolás Dujovne consideró que el nivel de reservas terminará el año en alrededor de u$s 30.800 millones, lo cual implicaría una caída mayor a los u$s 12.000 millones a lo largo de todo 2013. Según el estudio, el déficit neto del sector turístico es lo que explica en mayor medida por qué la pérdida ha resultado tan significativa, ya que esa cifra se estaría ubicando en los u$s 9.000 millones, una cifra prácticamente equivalente al saldo de la balanza comercial. "Si se definiera alguna restricción al acceso de divisas para el sector de turismo, la caída de reservas podría moderarse de los u$s 1.000 millones hasta los u$s 500 millones mensuales". En caso de que no se decidiera nada, el peligro es que el año próximo el stock podría ubicarse ya por debajo de los u$s 20.000 millones. En cambio, si se opta por tomar más medidas restrictivas que cuiden el nivel de reservas, "el Gobierno podría llegar más tranquilo a 2015".

Pero no todos ven con tanta preocupación lo que suceda con los dólares del BCRA. Federico Sturzenegger, diputado electo del PRO y presidente del Banco Ciudad, consideró que "no me preocupa que las reservas caigan mucho, porque cuando asuma el nuevo Gobierno en 2015 van a volver los dólares al país y tendríamos el problema contrario, es decir la revaluación del peso". 

El extitular del Central, Mario Blejer, es otro que también relativiza la preocupación por la caída de las reservas: "No es que no hay que observarlo con preocupación, pero todo depende del acceso que el país tenga a los mercados. Si se recupera cierto nivel de financiamiento externo, el volumen de reservas pasa a ser un tema secundario".

El Gobierno dio algunos pasos para procurarse financiamiento externo. El anuncio de un acuerdo con las empresas que ganaron juicios en el CIADI, por ejemplo, destrabó el acuerdo con el Banco Mundial para los próximos tres años. El organismo multilateral comprometió desembolsar u$s 3.000 millones. 

Al mismo tiempo, se negocia con empresas para que ingresen dólares a través de la suscripción del BAADE, aunque hasta ahora ninguna lo hizo efectivo. Y el Central acordó con las cerealeras que ingresarían otros u$s 2.000 millones como prefinanciación de exportaciones en el último bimestre. En ese caso, se suavizaría la caída de las reservas del BCRA.

Temas en esta nota