Argentina queda afuera del sistema de preferencias en exportaciones

Por distintas razones el país pierde el beneficio para la comercialización de maní, aceites, lácteos y otros productos agrícolas o agroindustriales.

Por
Argentina queda afuera del sistema de preferencias en exportaciones
04deNoviembrede2013a las08:25

En octubre pasado, el Parlamento Europeo reformó la ley del Sistema Generalizado de Preferencias mediante el Reglamento N° 978. El nuevo esquema es aplicable a partir del 1° de enero de 2014. Para ciertos casos, se estipuló un período de adaptación que va hasta el 31 de diciembre de 2016. Contradicciones entre los argumentos de Estados Unidos y la Comunidad Europea en el trato hacia Argentina.

Para quien no sabe, los denominados sistemas o esquemas generalizados de preferencias (SGP) están sujetos a normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), surgidas del ex GATT (Acuerdo General de Comercio y Aranceles, órgano predecesor de la OMC) y fueron concebidos en el marco de la “cláusula de habilitación”, que permite  medidas de excepción al principio de igualdad de trato que en primera instancia merecen todos los Miembros de la Organización.

Así se instituyó la previsión de “trato diferenciado y más favorable a los países en vías de desarrollo”, a fin de brindar estímulo a los países menos avanzados, compensar situaciones de vulnerabilidad económica y subsanar de alguna manera grandes asimetrías en el proceso comercial entre los países poderosos y sus contrapartes más débiles.

Varios países instrumentaron sistemas de preferencias, entre ellos, Japón, Suiza y Canadá, pero los programas de preferencias arancelarias de mayor impacto global son el europeo y el estadounidense.

Estados Unidos

El Sistema Generalizado de Preferencias fue instituido el 1° de enero de 1976 y puesto en vigor por un plazo de 10 años, el que a posteriori fue renovándose periódicamente. Originalmente incluyó tratamiento tarifario preferencial para 3.400 productos de 134 países y territorios beneficiarios, comprendidos entre las naciones menos desarrolladas.

Los órganos del Estado encargados de su análisis, diseño y revisión son por un lado la Comisión de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés) y el Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR). Cumplidas las sucesivas instancias que hacen al proceso periódico de revisión, es el USTR el que emite su dictamen, pero la potestad definitiva de resolución la ejerce el Presidente quien, a través de una Proclama da a conocer la decisión final.

A lo largo de los años, Argentina y varios de sus productos se vieron favorecidos por preferencias en el marco del sistema. Sin embargo en marzo de 2012, la Administración Obama anunció la suspensión de Argentina como país elegible para gozar de los beneficios del sistema. La medida obedeció al incumplimiento por parte de nuestro país en el pago de fallos arbitrales dictaminados por el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones –CIADI, tribunal arbitral del Banco Mundial- en favor de dos compañías estadounidenses.

En 2005 y 2006 el organismo había fallado a favor de las empresas estadounidenses Azurix (servicios de agua potable) y Blue Ridge (electricidad), las que habían interpuesto sendas demandas con motivo de la rescisión de sus contratos por parte del Estado Argentino tras la crisis de 2001. 

Las empresas demandantes peticionaron entonces a su gobierno la revocación del acceso de Argentina al sistema de preferencias por no cubrir las condiciones estipuladas en el reglamento del SGP.

En 2011 las importaciones estadounidenses de productos argentinos beneficiados con preferencia arancelaria alcanzaron US$ 477 millones, un 11% del total de importaciones de origen argentino. Entre las mercaderías “desalojadas” del SGP figuraban maní, miel, dulce de leche, quesos, y otros. La disposición se hizo efectiva a partir de fines de mayo de 2012.

Unión Europea

En la Comunidad Europea la situación se planteó en diferentes términos.

Un documento oficial de la Comisión Europea explica que el Sistema de Preferencias Generalizadas es un conjunto de normas dispuestas por el gobierno Comunitario que “permite a los exportadores de países en desarrollo pagar derechos más bajos por sus exportaciones a la UE".

El SGP de la CE otorga acceso libre de impuestos o bien una determinadas reducciones arancelarias a  productos que provienen de países que (a) son reconocidos y clasificados por la ONU como “países menos adelantados” y (b) que ratifican y hacen cumplir "las convenciones internacionales sobre los derechos humanos, laborales, el medio ambiente y el buen gobierno " 

En octubre pasado, el Parlamento Europeo reformó la ley del SGP mediante Reglamento No. 978. El nuevo esquema es aplicable a partir del 1° de enero de 2014. Para ciertos casos, se estipuló un período de adaptación que va hasta el 31 de diciembre de 2016. 

Entre las modificaciones de mayor trascendencia, la nueva versión dispone que los beneficios de la exención o reducción de derechos sólo se asignará a los productos originados en los países más necesitados. 

El reglamento advierte que "países que no requieren de las preferencias del régimen para ser competitivos, dejarán de percibir los beneficios a partir del 1 de enero de 2014, incluyendo:

( i ) Los países que ya cuentan con acceso preferencial a la UE, por virtud de un acuerdo de libre comercio o de un régimen especial de acceso a mercado;

( ii ) Los países que han alcanzado una renta per cápita media alta o alta, según la clasificación del Banco Mundial (Argentina, entre otros) ; y

( iii ) Territorios de ultramar, que tienen acuerdos específicos (por ejemplo, Mayotte, que pertenece a Francia; Ceuta que pertenece a España; o Isla Ascensión que pertenece al Reino Unido).

Asimismo, se redujo el número de beneficiarios de 177 a 90  (Reg. No. 496, del 29 de mayo de 2013).

La modificación tendrá impacto variable en sectores productivos de Argentina que venían exportando productos al amparo de preferencias: aceites vegetales, pescado,  maní, jugos, arándanos, pellets de maíz, vinos, entre otros.

Interrogante

Las conclusiones pueden adquirir significaciones contradictorias. En el SGP estadounidense, Argentina pierde el beneficio arancelario por incumplimiento de fallos arbitrales internacionales, lo que de algún modo empañaría su imagen como nación.

Por el contrario, Europa la remueve de su lista de países menos desarrollados por considerar que Argentina ha alcanzado un elevado nivel de ingresos y por entender que sus exportaciones han logrado una competitividad tal que ya no se justifica la asignación de nuevas ayudas tarifarias en el marco de su esquema de preferencias.

Temas en esta nota