China debate en secreto las reformas económicas

Pero se filtraron algunas de las posibles reformas que saldrán del encuentro y un alto cargo chino anunció que serían medidas “sin precedentes”.

Por
China debate en secreto las reformas económicas
11deNoviembrede2013a las09:57

La reunión más importante del año del Partido Comunista chino (PCCh) entra hoy en su tercer día con debates a puerta cerrada sobre nuevas reformas económicas pero también de importante carácter social, como la modificación del estricto permiso de residencia chino, el llamado “hukou”.

Con el secretismo que caracteriza los encuentros del PCCh, los 370 miembros del Comité Central de la formación –tercer órgano de poder en China– volvieron ayer a reunirse en un hotel de la capital alejado del centro y de los focos. Pese a que se desconoce lo que ocurre puertas adentro, los medios de comunicación chinos, que actúan generalmente como portavoces del Gobierno, filtraron algunas de las posibles reformas que saldrán del encuentro y que ya un alto cargo chino anunció que serían medidas “sin precedentes”.

Entre ellas, la reforma del “hukou” sería uno de los debates más acalorados que se están librando, dado la importancia de flexibilizar este permiso de residencia local para alcanzar acabar con la discriminación que sufren los emigrantes rurales en las urbes y la dificultad que ello entraña. Y es que el “hukou”, con más de 60 años de implantación en China, se ha vuelto un problema para el actual proceso de urbanización del país.

Se trata de un permiso de residencia que implica que los ciudadanos chinos pierdan derechos al emigrar a las ciudades como la asistencia médica o la educación, por lo que muchos consideran que, a pesar de que la población urbana superó por primera vez a la rural en 2011 en China, el país aún no es urbanita.

“La reforma del hukou está estrechamente relacionada con la consecución de una urbanización real y profunda”, señala el profesor Cai Fang al diario China Daily.

No obstante, y como indica ayer en un editorial el oficial ‘Diario del Pueblo‘ en el que insta a hacer reformas, los riesgos de los cambios son numerosos. “Se ha movido y se mueve un número muy grande de personas, hablamos de cientos de millones, tienen mucha presión ciudadana, pero también existe la presión política. Introducirán cambios, pero no en todo el país”, explica a Efe Willy Lam, profesor de la Universidad de Hong Kong. En su opinión, la capital, Beijing, “seguirá restringiendo la entrada, sencillamente, por cuestiones políticas, porque son el corazón del país”.

Temas en esta nota