Se despertó el dólar oficial: tuvo la mayor suba en 5 años

Cerró a $ 6,04. el BCRA vendió u$s 110 millones. Hubo fuerte caída en bonos. Reservas retrocedieron casi u$s 200 M

Por
20deNoviembrede2013a las08:27

Los cambios en el gabinete tuvieron un mal recibimiento: se desplomaron las acciones, los bonos, los cupones, subió el dólar en el mercado marginal y las reservas cayeron casi u$s 200 millones.

La divisa en las cuevas sobrepasó los $ 10, pero hubo un cierre "benigno" para no irritar al Gobierno (todavía no se conocía la renuncia de Guillermo Moreno) de $ 9,92 que equivale a 5 centavos sobre el precio del día anterior. Ese valor final no fue el que predominó durante el día.

La demanda de dólares se vio también en el Forex-MAE, a pesar de que bajó el monto de operaciones a u$s 199 millones. Los exportadores no aparecieron, pero abundaron los compradores. 

La mesa de dinero del Banco Central debió vender u$s 110 millones para que el dólar cerrara a $ 6,035 después de haber tocado $ 6,06. Como el oro cayó un 1,01% a u$s 1.275,09 por onza troy y se pagaron u$s 50 millones por importaciones de energía, las reservas bajaron u$s 193 millones a u$s 32.071 millones y están a un paso de quebrar el piso de u$s 32 mil millones. En 8 días se fueron u$s 1.000 millones. 

La primera señal de que va a modificarse la política cambiaria fue la devaluación del peso de 4 centavos (0,67%) para elevar el dólar a $ 6,045 en las casas de cambio.

El refugio de los inversores fueron los billetes norteamericanos. No hubo bonos en dólares que valgan. Por el contrario, los de mediano plazo con legislación argentina tuvieron bajas rotundas. El Boden 2015 perdió un 1,63% y el Bonar X, que vence en 2017, anotó un desplome del 3,21%.

Lo peor de la rueda fue el Cupón PBI en dólares con legislación Nueva York que se desbarrancó un 4%. También bajaron más del 1% los bonos del canje de la deuda con legislación extranjera y el riesgo-país aumentó a 811 puntos básicos (+0,74%).

Las acciones llevaron la peor parte. El mercado considera que el nuevo ministro de Economía, Axel Kicillof, no es "pro empresa" y por eso, a pesar de los buenos balances, cayeron hasta los papeles de los bancos.

El índice Merval de las acciones líderes fue acrecentando su caída a lo largo de la rueda y cerró en el mínimo del día con una pérdida del 6,55% con negocios por $ 132 millones que agravan el retroceso porque significa que los inversores sólo pensaron en vender y no en defender el precio de las acciones. Toda una señal fue la caída del 9,85% de YPF, la empresa en la que estuvo muy implicado el nuevo ministro. El Banco Francés perdió un 8,55%. Pampa Energía bajó un 7,75% porque ahora hay dudas sobre si el aumento de las tarifas eléctricas irá íntegramente a las compañías y si será del nivel que se esperaba.

La renuncia de Moreno, que reclamaban en voz baja los empresarios, puede impactar negativamente porque si bien el secretario de Comercio era criticado por sus métodos, sabían cuáles eran sus límites. Kicillof es una incógnita.

Temas en esta nota