El contexto es favorable, pero la ganadería argentina está en crisis

La situación internacional de una mayor demanda cárnica y una mejora en los precios está siendo desaprovechada por Argentina a causa de una crisis en el sector.

Por |
20deNoviembrede2013a las16:50

En un mundo que demandará mayor cantidad de alimentos en los próximos años, el sector ganadero tendrá un rol importante. Argentina está lejos de poder satisfacer el mayor consumo y desaprovecha la situación mundial favorable a causa de una crisis a la que se llegó luego de las malas políticas llevadas adelante por el Estado.

En diálogo con fyo, Miguel Gorelik, director de www.valorcarne.com.ar y disertante en Agrotendencias 2013, comentó que para revertir la situación se necesitan cambios que sean creíbles para los actores de la cadena de ganados y carnes. Los cambios sustanciales se podrán hacer con un nuevo Gobierno.

La caída en la producción ganadera, en el consumo de carnes y en las exportaciones en Argentina es una consecuencia de las malas políticas llevadas adelante en los últimos años, las cuales generaron pocos incentivos para invertir en el sector.

"Para logra revertir la situación es necesario eliminar los derechos de exportación, abandonar el "esquema de la gran barata" y terminar con el cepo cambiario. De esta forma se lograría un fuerte impacto positivo en el sector", dijo Gorelik.   

Los desafíos de los próximos años

El director de www.valorcarne.com.ar dijo que en el ámbito local, se debe trabajar en profundizar la productividad de la cadena vacuna, lograr un marco normativo más transparente que se respete y que lleve a eliminar las diferencias sanitarias existentes.

El sector necesita para retomar el camino de la exportación y para ello se necesita trabajar en medidas sanitarias para que Estados Unidos y Canadá acepten la carne argentina, acceder a la cuota 481 de la Unión Europea y a países que nunca compraron carne local, como el caso de México y Japón.

El favorable contexto internacional

El mercado mundial de carnes está ejerciendo presión sobre los precios a causa de una mayor demanda. "Para los próximos años, el contexto económico jugará a favor de la actividad ganadera, dado que el crecimiento económico, la urbanización y la disminución de la pobreza en países emergentes llevarían a cambios en los patrones de consumo, subiendo la demanda de carnes", dijo Gorelik.

"Los socios del MERCOSUR están teniendo niveles de producción, crecimiento del consumo y la exportación envidiables", comentó el especialista. Los tres países están subiendo sus embarques, su stock ganadero y su producción. "Están aprovechando el momento muy bueno del mercado mundial de carnes de mejor manera que Argentina", concluyó.

 

Temas en esta nota