Convocan a embajadores para encarar ambicioso plan de exportaciones

Este año las ventas al exterior apenas crecieron 4% en los primeros diez meses. En el año, llegarán a u$s 84.000 millones. Analistas prevén difícil cumplir la meta.

Por
Convocan a embajadores para encarar ambicioso plan de exportaciones
26deNoviembrede2013a las07:01

El plan que está elaborando la dupla Capitanich-Kicillof en materia económica incluye una ambiciosa meta para captar dólares por la vía de las exportaciones. El flamante jefe de Gabinete informó ayer que el viernes se reunirá con el equipo económico y de Cancillería para convocar a los embajadores de distintos países con el objetivo de impulsar una estrategia de venta al mundo que le permita al país exportar por u$s 94.000 millones en 2014. 

Se trata de un número generoso si se considera que este año las ventas al exterior girarán en torno a los u$s 84.000 millones y no se avizoran perspectivas de mejora en los precios de los commodities como para prever un salto del 12% el año próximo. La campaña agrícola 2013-2014 ya está jugada y las proyecciones de los analistas internacionales auguran precios de la soja en torno a los u$s 450 la tonelada, es decir, algo más bajos que los actuales. La minería tampoco vaticina mejores precios y no se prevé que crezca la demanda brasileña de autos. 

El Gobierno tiene intenciones de defender las economías regionales y promover sus exportaciones, pero ello no ocurre de un día para el otro y depende de las políticas macroeconómicas y de que la Argentina se vuelva competitiva frente al resto de los países del mundo, manifestó el ex presidente de la Fundación Exportar y titular de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), Marcelo Elizondo. 

“El próximo viernes vamos a tener una reunión con todo el equipo económico y de Cancillería, con el objetivo de convocar a los embajadores de países cuyo destino de las exportaciones argentinas pueden incrementarse, con el objetivo de garantizar el cumplimiento de las metas –de comercio exterior–, que van a superar los u$s 94.000 para el año próximo”, indicó Capitanich.

El objetivo es mejorar el saldo de la balanza comercial, que se ha ido debilitando durante todo este año y que en el período enero-octubre acumula u$s 7.851 millones, un 27% menor que durante el mismo lapso del año pasado. En el acumulado, las importaciones crecieron 10% en términos interanuales, mientras que las exportaciones aumentaron 4%. El superávit no se deterioró más debido a un exhaustivo control de las compras al exterior monitoreado por el saliente secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. El plan del nuevo equipo de Gobierno es repuntar las ventas al exterior y administrar las importaciones de tal manera de no afectar la producción nacional. 

Elizondo se mostró de acuerdo con las intenciones de Capitanich y Kicillof, pero aseguró que en un año no se logrará incrementar a u$s 94.000 millones las exportaciones. Por un lado, remarcó que los precios de la minería y el agro no serán mejores que los de este año, así como tampoco habrá mayor demanda de autos de Brasil. Pero también remarcó que “para lograr que suban las exportaciones de otros sectores hay que bajar la inflación, mejorar el tipo de cambio y la tasa de inversión”. 

Además, de los 50 países que más crecen de acuerdo con el Banco Mundial, la Argentina tiene embajadas sólo en 15, por lo que el ambicioso plan requiere de un cambio estructural que también lleva tiempo.

Temas en esta nota