Indec, bajo sospecha por cifras de exportaciones

El organismo estadístico nacional empieza a ser mirado ahora con más desconfianza por los últimos datos que comenzó a difundir sobre las exportaciones y el saldo de la balanza comercial.

Por
Indec, bajo sospecha por cifras de exportaciones
16deDiciembrede2013a las07:09

El organismo estadístico nacional, que dejó de ser una referencia confiable para el mercado y hasta para el propio Gobierno cuando se trata de conocer la evolución de los precios, la pobreza y el crecimiento, empieza a ser mirado ahora con más desconfianza por los últimos datos que comenzó a difundir sobre las exportaciones y el saldo de la balanza comercial.

La novedad generó críticas en los últimos meses dentro del nuevo equipo económico que conduce Axel Kicillof, y hasta habría complicado la estimación del flujo de dólares que necesitan hacer sus funcionarios para analizar medidas de política cambiaria.

Algunos bancos y consultoras privadas se sorprendieron por los senderos que empezaron a mostrar los datos publicados por el INDEC sobre "exportaciones totales" y "saldo comercial". Especialmente porque algunos de ellos reciben, en simultáneo y desde hace tiempo, una serie complementaria que les provee el propio INDEC: son cifras mensuales, que reflejan este mismo indicador, pero de manera desagregada. Es la llamada "base usuaria": "Nos la envía el INDEC con todos los datos desagregados; y surge de un informe que hay que comprar, pero que los propios técnicos del organismo recomiendan considerar como más confiable. Los dos datos deberían coincidir pero, como se ve, no. En 2012 y 2013 creció demasiado la diferencia", explicaron en una consultora.

Las dos curvas se mantenían en niveles similares desde hace tiempo, pero se separaron abruptamente en julio pasado (ver infografía): el INDEC publicó en su boletín de prensa que las exportaciones habían crecido un 6% respecto del mes anterior, y un 4% respecto del mismo mes de 2012, al llegar a los u$s 7.828 millones; para el mismo período, sin embargo, la "base usuaria" terminó reportando caídas del 6% y el 11%, respectivamente, y una cifra de u$s 6.800 millones. Desde entonces, el divorcio entre las series continuó, y la diferencia se amplió de u$s 1.000 millones a u$s 1.500 millones. 

El salto provocado en julio pasado alteró, por la misma razón, la evolución del saldo comercial: la diferencia entre el dato publicado por INDEC y su "base usuaria" había sido insignificante en 2012 (los dos reflejaron una balanza comercial positiva cercana a los $ 12.500 millones), pero creció enormemente este año. El organismo informó en su web un saldo de $ 7.850 millones para los primeros diez meses del año; pero en su base usuaria reconoció que éste había caído a los $ 1.862 millones.

La presunta inconsistencia en el dato que publica el INDEC sobre exportaciones también quedó reflejada en el dato que publica la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA): en sus reportes sobre la segunda parte de este año, las ventas de autos al exterior mostraron un derrumbe cercano al 18% interanual; mientras que, para el INDEC, se registró en ese mismo lapso una suba mayor que el 20%. Inconsistencias que llegan, precisamente, en un momento en que se intenta limpiar la imagen del organismo.

Temas en esta nota