Liquidez en bancos presiona a la baja de tasas

Los depósitos a plazo muestran un fuerte dinamismo, acelerado en los últimos meses por tasas más atractivas en pesos.

Por
Liquidez en bancos presiona a la baja de tasas
27deMayode2014a las07:41

Los depósitos a plazo muestran un fuerte dinamismo, acelerado en los últimos meses por tasas más atractivas en pesos. En términos interanuales crecen a un ritmo del 38%, lo que contrasta con la evolución del crédito, que muestra un incremento de apenas un 26,5%. Pero la tendencia es todavía más notoria cuando se analiza lo sucedido en lo que va del año: mientras que los depósitos a plazo aumentan a un ritmo del 18%, el crédito al sector privado aumentó sólo un 1,5% y los dos últimos meses muestra un estancamiento casi total. Quiere decir que los nuevos préstamos apenas compensan las devoluciones que realizan los deudores.

Esta situación dio lugar a un fuerte aumento de la liquidez del sector financiero. Un informe elaborado por la consultora ACM resalta que "el aumento de los depósitos y el estancamiento del crédito sigue elevando la liquidez amplia de los bancos. En abril subió otro 1,8 punto porcentuales hasta el 38,5% de los depósitos totales. Y representa un aumento de 5,9 puntos porcentuales en lo que va del año".

Este incremento de la liquidez de los bancos el mes pasado estuvo vinculado, además, con la menor absorción de los pesos que emitió el BCRA, sobre todo para la compra de dólares y en menor medida para financiar al Tesoro. Es posible que esa suba de la liquidez y la menor recompra de los pesos haya tenido algún tipo de impacto en la escalada del "blue" la semana pasada. Sin embargo, el aumento de la base monetaria sigue disminuyendo en términos interanuales y se ubica en apenas el 16,5%.

¿Cuáles son las consecuencias de este aumento en el colchón de liquidez bancaria? La más importante es la reducción de la tasa de interés para atraer depósitos. Así quedó reflejado en la evolución de la Badlar, tasa de plazo fijo para depósitos mayoristas, que pasó del 26% al 24% en las últimas jornadas. Claro que esta reducción de las tasas también puede conspirar contra la estabilidad cambiaria que tanto le preocupa al Central. Por eso, es posible que el BCRA retome esta semana una política algo más agresiva a la hora de absorber pesos vía Lebac y Nobac. En la licitación de hoy quedará más claro si el "apretón monetario" de Juan Carlos Fábrega -titular del Central- se mantendrá, pero exclusivamente vía monto, es decir quitando más pesos del mercado.

Sin embargo, la reducción de tasas tarda en llegar al crédito. Los bancos por ahora son cautelosos para reflejar esa disminución en el costo del fondeo en las distintas líneas, tanto para el público como para las empresas. Justamente, Fábrega considera que las entidades tienen un amplio margen para bajar el costo de financiamiento, especialmente a familias y a pymes, luego del fuerte ajuste que llevaron adelante entre fines de enero y marzo. Incluso, desde el BCRA no descartan medidas concretas para que los bancos reduzcan el costo de financiamiento, como ya sucede hoy con la línea de financiamiento productivo, que obliga a prestar a tasas del 17,5% anual en pesos el equivalente del 5% de los depósitos del sector privado.

Aunque existe una disputa entre el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el titular del Central por el nivel de la tasa de interés, resulta difícil pensar que éste sea el principal motivo que golpeó a la actividad económica y al consumo en los primeros meses del año. En realidad, es el ajuste del salario en términos reales (es decir ponderado por la suba de la inflación), lo que más ha impactado negativamente en la economía. De hecho, el crédito al sector privado no representa más que el 15% del PBI, muy por debajo de lo que sucede en otros países de la región (donde llega a más del 50% del Producto), o en mercados desarrollados, donde el monto de los préstamos supera el nivel del PBI.

Temas en esta nota