Llega el primer robot que ordeña vacas

En el INTA Rafaela, en el corazón de la cuenca lechera santafesina, comenzará a ser montado el primero de esos equipos que llega al país.

Por
Llega el primer robot que ordeña vacas
28deMayode2014a las07:40

Entre los múltiples cambios que enfrentan los productores argentinos de leche, hay uno que puede modificar para siempre la tradicional escenografía de los tambos: el desembarco en el país de los primeros robot ordeñadores.

En el INTA Rafaela, en el corazón de la cuenca lechera santafesina, comenzará a ser montado el primero de esos equipos que llega al país.La empresa suiza De Laval, especializada en insumos y tecnologías para esa industria, será la responsable de traer a la Argentina el primer robot de ordeño.

El complejo equipo modifica 100% las formas tradicionales dentro de los establecimientos tamberos, donde lo usual es reunir las vacas dos veces al día para ordeñarlas, ya sea manualmente o mediante equipos succionadores.Con la llegada de los robot se prescinde por completo de la intervención humana: las vacas eligen "voluntariamente" el momento en que van a ser ordeñadas y un aceitado sistema de sensores es el que se ocupa del resto.

En los países europeos, este sistema ya tiene una largan historia. DeLaval obtuvo su primera patente de ordeño voluntario en 1982 e instaló el primer robot en una granja de Holanda a principios de 1990. Ya a inicios de 2013, había vendido su "sistema de ordeño voluntario" (VMS) número 10.000. El destino fue una granja de Ontario, Canadá.

Ahora, a través de un convenio con el INTA, esta tecnología será puesta bajo exámen en el país, donde debido a los bajos precios sobreviven apenas unos 8.000 tambos (la mitad que hace quince años) y la producción de leche está estancada en los últimos años en torno a los 11 mil millones de litros.

El robot será instalado en Rafaela. En los próximos meses comenzará la construcción de un tambo experimental que lo albergará y los primeros ordeños deberían producirse a comienzos de 2015.En otros lugares del mundo, los productores de leche han caído rendido frente a los beneficios del VMS, que además de reducir la carga laboral en los tambos permite ordeñar las 24 horas con una producción récord y hasta obtener una calidad de leche superior pues las vacas padecen menos stress. También porque con el robot se ahorran muchas críticas de los ambientalistas y defensores de los derechos de los animales.

Temas en esta nota