Se desplomó en mayo el comercio exterior

Las exportaciones cayeron 16% y las importaciones, 17%, según el Indec; en el acumulado de los primeros cinco meses, el superávit se derrumbó 41%

Por |
Se desplomó en mayo el comercio exterior
20deJuniode2014a las08:20

Afectado por el estancamiento de la economía y por las restricciones oficiales a las compras al exterior, el intercambio comercial registró en mayo una pronunciada caída frente al mismo mes del año pasado. Los analistas advierten, además, que la crisis externa derivada del fallo que obliga a la Argentina a pagar a los fondos buitre hará que el Gobierno siga frenando las importaciones, lo que a su vez, como en un círculo vicioso, impactará en la actividad.

El mes pasado, según el Indec, el intercambio comercial de la Argentina con el resto del mundo registró una caída de 16,6% en términos interanuales. Esto se debió al desplome tanto de las exportaciones (-16%) como de las importaciones(-17%).

"La caída en el comercio exterior es una tendencia que se va agravando", dijo el director de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), Marcelo Elizondo, quien resaltó que las exportaciones muestran una caída acumulada cada vez mayor. De hecho, según el informe del Indec, en el acumulado de enero a mayo las ventas al exterior registraron una caída interanual de 12%. En el acumulado hasta abril la baja había sido de 10% y en el primer trimestre, de 9 por ciento.

"Salvo en los autos, donde la caída se explica por la menor demanda de Brasil, la baja de las exportaciones responde a un problema de la oferta argentina y no de la demanda internacional", dijo Elizondo.

En mayo todos los rubros de exportación registraron caídas interanuales, salvo las manufacturas de origen agropecuario, que crecieron 5% (ver infografía). Al respecto, el coordinador de Comercio Exterior de abeceb.com, Mauricio Claverí, señaló que el crecimiento en las ventas de manufacturas agropecuarias se explica por el buen desempeño de un solo producto, la harina de soja, sin el cual ese rubro también habría mostrado resultados negativos. De hecho, el analista destacó que la caída de las exportaciones totales -baja que, según dijo, "se ha acelerado"- responde a una caída casi generalizada de los distintos rubros.

En el caso de las importaciones, todos los grupos de productos mostraron caídas interanuales en mayo, destacando el desplome de 41% en las compras de vehículos. Para Claverí, la baja en las importaciones se explica, en parte, por el menor nivel de actividad, pero también porque "las restricciones oficiales son cada vez mayores". Y añadió: "Ya con la caída en el superávit comercial que se viene registrando en los últimos meses era difícil de esperar que aflojaran las restricciones. Ahora, con el conflicto con los holdouts y el posible default, es aún más difícil".

El vocero de la Cámara de Importadores (CIRA), Miguel Ponce, tiene una previsión similar: "Esperábamos que los arreglos con YPF y con el Club de París permitieran un retorno a los mercados internacionales que restara presión sobre el superávit comercial, que actualmente es la única fuente legítima de divisas. Pero el conflicto con los holdouts echa abajo esos avances".

Ponce asegura que "si bien actualmente hay menos discrecionalidad al momento de aprobar una importación que en la época de [Guillermo] Moreno, las restricciones siguen siendo muy fuertes". En su opinión, la baja en las importaciones explica, en parte, la caída de las exportaciones, ya que "muchas empresas no han podido recibir en tiempo y forma sus insumos".

IMPREVISIBILIDAD

En el mismo sentido, Elizondo dijo: "Si bien la caída de las importaciones refleja, en parte, el estancamiento económico, las restricciones oficiales también tienen un impacto sobre la actividad".

El analista añadió que la "imprevisibilidad cambiaria" derivada del conflicto con los fondos buitre puede afectar también las exportaciones, ya que el temor a una devaluación genera incentivos para que los exportadores almacenen sus productos, del mismo modo que cuando crece la brecha cambiaria.

El mes pasado la Argentina alcanzó un superávit comercial de US$ 1259 millones, 12% menos que en el mismo mes de 2013. En el acumulado de los primeros cinco meses del año, el superávit -que registra caídas interanuales desde enero- sumó US$ 2306 millones, una caída de 41% frente al mismo período del año anterior.

Esa caída, en realidad, podría ser aún mayor, ya que, según un analista -que prefirió hablar en off the record por temor a represalias oficiales-, las exportaciones que publica el Indec son 12% mayores que las que se registran en la "base de usuarios" que muestra la información cruda de la Aduana.

Temas en esta nota