Comienza el ordenamiento lechero santafesino

Será entonces que a partir del martes próximo se pondrá en marcha efectivamente esta disposición de inscribir los operadores lácteos.

Por |
Comienza el ordenamiento lechero santafesino
26deJuniode2014a las07:29

Tal como lo había anunciado LA OPINION, en la mañana de ayer, el Nodo Rafaela sirvió de espacio para que representantes del Ministerio de la Producción se encuentren con técnicos de industrias lácteas para presentar las novedades dispuestas a través de la Resolución Nº 439 sobre el Decreto lechero que había firmado en 2009 el entonces gobernador Binner. 

Será entonces que a partir del martes próximo, el 1 de julio se pondrá en marcha efectivamente esta disposición de inscribir los operadores lácteos, informar los estándares de composición y calidad higiénico-sanitaria de la materia prima, informar los precios de referencia por kilo de proteína, de grasa butirosa y el precio final del litro de leche estándar, e incluso se impulsará una forma de contrato para la transacción y la disposición de laboratorios arbitrales.

Junto a otras dos funcionarias, el Ing. Agr. Marcelo Bargellini estuvo encargado de dar los detalles del sistema inédito a nivel nacional.

“Lo que se busca es seguir dándole formalidad al mercado lechero, empezando por la definición de qué es leche, la obligatoriedad de registrar a todos los productores de leche de la provincia de Santa Fe y a toda las industrias que compren la materia prima en nuestra provincia, como los casos de plantas en Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires o Santiago del Estero, por ejemplo”. Bargellini añadió que “queremos empezar a saber en Santa Fe cuánta leche se produce, de qué calidad, cuánto se paga, por eso también se incorpora además de un estándar para la leche, con determinadas condiciones para el pago de referencia, al que se le pueden sumar bonificaciones. Las industrias deben empezar a informarnos cuánto pagan un litro de leche, un kilo de grasa y un kilo de proteínas, dentro de los parámetros establecidos, para así tener un precio de referencia que se va a formar con el tiempo, cuando se vayan acumulando datos. Todo esto se va a dar a través de un sistema informático creado por el Gobierno provincial”, aludiendo a la presentación que ayer se hiciera en Rafaela y que hoy tendrá lugar en Santa Fe, en Cañada Rosquín para las pymes; y mañana en Rosario.

En cuanto a los laboratorios arbitrales, el funcionario que está dedicado a la temática específica del ordenamiento, recordó que ante dudas en los análisis habituales, los productores pueden recurrir a cualquier establecimiento habilitado por el INTI Lácteos para laudar ante disparidades de cifras.

“Lo más novedoso es el acuerdo lácteo, que no llega a ser un contrato, porque no tiene precio incluido, pero a través del cual el productor y la industria se pueden poner de acuerdo en determinadas condiciones, como plazos de pago, compromiso de entrega de materia prima en cuanto a calidad. Poniendo estas condiciones por escrito, firmadas por las partes, con validez legal, ante alguna situación irregular se puede recurrir a un reclamo formal”.

Gran parte de esto está incluido en el Plan Lechero Santafesino, que así se pondría en marcha también, aguardando por algunas otras características que se suman a él, pero es el punto de inicio a un reclamo formalizado en 2002 por productores de todo el país en San Francisco, que lograra en septiembre de 2009 y luego de álgidos reclamos un Decreto, que recién cinco años después se pone en marcha. 

Según Bargellini, “los que más venían pidiendo esta formalización son los productores, pero a las industrias también les interesa porque se empieza a transparentar el mercado, para todos los jugadores para competir todos en las mismas condiciones, las grandes y hasta las más pequeñas. Todos tendrán las mismas reglas”. En tanto, “la predisposición es muy buena para adoptar estas modificaciones”, a las cuales se les agregarán sugerencias de los técnicos informados recientemente.

Lejos quedaron los entredichos del año pasado, cuando se contaba esto como real y todavía se planificaba. Ahora la provincia pone en marcha este intento que tiene que ser concreto, mientras la Nación sigue dibujando una idea lechera lejana a lo cotidiano.

Santa Fe puede ordenar su lechería y dar un salto cualitativo, donde además de ser el mayor productor nacional, sea el más prolijo, por primera vez en la compleja historia lechera argentina.

Temas en esta nota