La ganadería argentina, al vaivén de las expectativas

El 2014 vive adelantadamente el período electoral que viene en el 2015, todas las expectativas están a full modelando acciones de los actores económicos.

Por |
La cadena de ganados y carnes en Argentina se mueve al compás de las expectativas.

La cadena de ganados y carnes en Argentina se mueve al compás de las expectativas.

04deNoviembrede2014a las06:26

La cadena de ganados y carnes recorre el último trimestre del año acostumbrada a convivir con realidades más cerca de la esquizofrenia que de la normalidad. Si buscamos la definición literal: “”La esquizofrenia es un trastorno mental severo de origen multicausal que hace difícil para la persona que la sufre distinguir entre lo real y lo que no lo es…”.

Pensado en términos no personales sino grupales podríamos decir que la disociación ha sido una de las características fundamentales de este sector el cual debió funcionar como si nada pasará y el futuro siempre está a la vuelta de la esquina.

Tener una actitud propositiva ha sido un forma de preservación instintiva, recordando en el imaginario tiempos mejores donde la añoranza ha sido un estímulo permanente para seguir trabajando.

EL 2014 VIVE ADELANTADAMENTE EL 2015

Todos los eslabones en mayor o menor medida sufrieron el impacto de los últimos 8 años, trabajar con más de 10 millones de cabezas menos significó una pérdida patrimonial para productores, frigoríficos, etc. solamente el consumidor pudo aprovechar veranitos de precios bajos hasta que la realidad se llevó puesto a todos los distorsionadores.

El 2014 vive adelantadamente el período electoral que viene en el 2015, todas las expectativas están a full modelando acciones de los actores económicos, en este sector todos saben cómo fueron los últimos años por eso no esperan grandes cambios, pero la zanahoria del futuro en un sector que tiene tiempos de mediano y largo plazo en su desarrollo mantiene activo a quienes juegan unas fichas a un sector postergado pero que tiene inmejorables perspectivas.

LOS QUE VEAN EL BOSQUE PODRÁN SACAR RÉDITO

Por ello la definición del momento es que la cadena se mueve al compás de las expectativas, solamente aquellos que vean el bosque podrán sacar rédito en su apuesta al futuro, el deterioro en el precio de la soja y los cereales abre la posibilidad de pensar en una producción más sustentable.

La vuelta de la rotación a los campos es una necesidad solamente sustentada en rentabilidades, la ganadería hoy muestra números más consistente para la mayoría de las regiones del país.

* Director Ejecutivo de Rosgan

Temas en esta nota