El Senado aprobó una nueva ley ganadera

La iniciativa tenía media sanción de Diputados y fue convertida en ley este miércoles por unanimidad. Se trata de un fondo para la ganadería en zonas áridas y semiáridas

Por
La Ley apunta a reducir los desequilibrios productivos de las regiones con menor disponibilidad de agua antes consideradas “marginales” para la ganadería vacuna.

La Ley apunta a reducir los desequilibrios productivos de las regiones con menor disponibilidad de agua antes consideradas “marginales” para la ganadería vacuna.

13deDiciembrede2014a las07:52

El Senado de la Nación convirtió en ley este miércoles un régimen específico para la producción de la ganadería bovina en las zonas áridas y semiáridas del país que estará financiado por un fondo de 100 millones de pesos en el marco del Plan de Ganados y Carnes del Bicentenario creado en 2010 por la Resolución 24 que firmó el entonces ministro Julián Domínguez.

El Plan cuenta con asignaciones presupuestarias del orden de 230 millones de pesos, ahora la nueva norma permitirá adicionar a esos recursos otros 100 millones, pero estos últimos solamente podrán estar destinados las regiones áridas y semiáridas que estarán definidas en la reglamentación por el Ministerio de Agricultura de la Nación.

La ley -impulsada por el diputado (MC) mendocino Omar Félix (FPV), por el formoseño Luis Basterra (FPV) y el chubutense Mario Pais (FPV)- ya contaba con aprobación unánime de la Cámara de Diputados desde 2013, en la noche del miércoles 59 senadores ratificaron la decisión con la aprobación también unánime.

Estratégico para el desarrollo de la ganadería

“Entendemos que resulta estratégico para el desarrollo de la ganadería bajo las nuevas condiciones productivas estimular la actividad desde el Estado en procura de equilibrar las condiciones menos favorables que ofrecen otras regiones del país respecto de la Pampa Húmeda”, apuntó el senador por La Pampa, Carlos Verna.

La ley apunta a reducir los desequilibrios productivos de las regiones con menor disponibilidad de agua antes consideradas “marginales” para la ganadería vacuna, pero que en los últimos 15 se convirtieron en receptoras de la hacienda que fue expulsando la región pampeana por la mayor rentabilidad agrícola.

Así el rodeo vacuno se duplicó en provincias como Mendoza -al pasar de menos de 250 mil cabezas a cerca de 500 mil- o en Salta donde la receptividad ganadera llevó al rodeo de menos 500 mil cabezas en 1999 a más de un millón en 2010, y en Formosa donde el stock vacuno creció casi un 80% entre esos mismos años.

En forma paralela provincias de la Pampa húmeda como Córdoba o Buenos Aires verificaron la reducción del rodeo en millones de cabezas por el desplazamiento que generó la producción agrícola como la soja.

Inversiones para riego, pasturas e infraestructura

La norma sancionada por el Senado permitirá mayores inversiones para riego, pasturas e infraestructura en las provincias de las regiones Cuyo, NOA y patagónica para fomentar no solamente la cría de hacienda sino especialmente su engorde y ampliar la oferta cárnica en esas regiones. 

El próximo martes 16, el ministro Carlos Casamiquela estará firmando diversos convenios en La Rioja, donde seguramente llevará la buena noticia. El ministro de la producción provincial, Javier Tineo, que era diputado nacional al momento de aprobarse el proyecto en la Cámara baja, resaltó el objetivo de la norma para equilibrar las desventajas comparativas respecto de las regiones húmedas.

Temas en esta nota