Uruguay proyecta elevar exprotación de carne vacuna

Uruguay proyectó ayer un crecimiento del 10% en las exportaciones de carne vacuna uruguaya durante 2015, hasta superar las 400.000 toneladas.

Por
"La perspectiva es que Uruguay va a faenar entre 2,2 y 2,3 millones de vacunos", dijo José Bervejillo, funcionario del Ministerio.

"La perspectiva es que Uruguay va a faenar entre 2,2 y 2,3 millones de vacunos", dijo José Bervejillo, funcionario del Ministerio.

15deEnerode2015a las13:03

Por un incremento en la faena, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay proyectó ayer un crecimiento del 10% en las exportaciones de carne vacuna uruguaya durante 2015, hasta superar las 400.000 toneladas.

Según informó el organismo, en 2014 el país vendió 364.623 toneladas de carne bovina, principalmente a los países que integran el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Estados Unidos, Canadá y México), además de a China, la Unión Europea, los socios del Mercosur, Rusia e Israel.

"Teniendo en cuenta que el consumo interno no va a cambiar y que la demanda externa es sostenida, la perspectiva es que Uruguay va a faenar entre 2,2 y 2,3 millones de vacunos", dijo José Bervejillo, funcionario del Ministerio.

El año pasado, el stock de ganado vacuno fue el más alto en la historia de Uruguay, al ubicarse por encima de los 12 millones de ejemplares. Ello hará que en 2015 se eleven "significativamente las exportaciones y que superen las 400.000 toneladas de carne", explicó Bervejillo. Entre 2007 y 2014, las ventas de carne vacuna uruguaya se ubicaron en torno a las 350.000 toneladas, según datos oficiales.

Mercado mantiene el equilibrio en Uruguay

"Hay más gente preguntando precios, pero se encuentran con la realidad de que la industria intenta un mercado más abajo del que la oferta esperaba", confirmó a El País el consignatario Gustavo Basso.

A modo de referencia, los frigoríficos están ofreciendo entre US$ 3,35 y US$ 3,40 por kilo de carne en el caso del novillo gordo, entre US$ 3,10 y US$ 3,15 por kilo para la vaca gorda y US$ 3,25 por kilo para la vaquillona. A la vez, la industria mantiene las entradas largas y variadas, con plantas que demoran las cargas entre 8 y 10 días y otras que manejan plazos de entre 20 y 30 días para adelante.

Según dijo Basso a El País, el mercado del abasto (mercado interno) continúa mostrando interés por todas las categorías, principalmente por lo que son vaquillonas y novillos livianos. Estos frigoríficos parecen mostrarse más negociadores que las plantas dedicadas a la exportación.

Seguramente la oferta de ganado gordo continúe creciendo en las próximas semanas, pero ayudado por las lluvias, el productor tiene mucho forraje en el campo y frente a los precios a la baja que ofrece la industria, apunta a darle más kilos a sus animales en engorde.

"No existe una presión vendedora", aseguró Basso. El profesional sostuvo que hay mucho ganado preparándose en el campo, pero habrá que ver si el productor se muestra vendedor un poco más adelante.

Basso recordó que la gente necesita dinero y aseguró que comienzan a verse "problemas de liquidez". Tarde o temprano los productores deberán sacar el ganado gordo del campo al mercado.

Fuente: Diario La Nación, Diario El País

Temas en esta nota