Desde el 2008 cerraron casi 150 frigoríficos

La tendencia comenzó en 2008 y se acentuó en los últimos 3 años con la salida de grandes empresas brasileñas.

Por
Las primeras plantas que bajaron sus persianas fueron las exportadoras y los números oficiales dejaron en evidencia el porqué.

Las primeras plantas que bajaron sus persianas fueron las exportadoras y los números oficiales dejaron en evidencia el porqué.

19deEnerode2015a las08:01

Hace ya un tiempo largo que Argentina dejó de liderar las exportaciones en el mercado global de la carne. Desde el 2008 se inició una fuerte tendencia, acentuada en los últimos tres años, caracterizada por el desplazamiento del país en los primeros puestos de comercialización en carne bovina.

Este debilitamiento provocó que gradualmente unas 150 plantas frigoríficas cerraran sus puertas, desde el 2008 hasta hoy, dejaran de trabajar, y que miles de empleados quedaran completamente relegados de sus funciones

Según un informe publicado por Ateneo Carbap, de la asociación juvenil de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, esto implicó que unos 17.000 empleados del sector se quedaron sin trabajo en ese período.

Las primeras plantas que bajaron sus persianas fueron las exportadoras y los números oficiales dejaron en evidencia el porqué. Las 200.000 toneladas de carne bovina que se vendieron al mundo en 2014 representan menos de la tercera parte de lo que se exportaba hace 10 años, según los datos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Más tarde comenzaron a cerrar los frigoríficos dedicados al consumo interno.

Sólo 50 trabajan a nivel rentable

"De los 200 frigoríficos que hoy están oficialmente inscriptos, sólo 50 trabajan a nivel rentable", dijo Silvio Etchehun, secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne y sus derivados del Gran Buenos Aires (Sigcba).

Para sostener niveles de rentabilidad, una planta debe faenar más de 6.000 animales en un mes. Hay 96 frigoríficos que no son rentables y 54 que no producen. Otro dato preocupante se suma al contexto actual. "De los 200 frigoríficos, sólo 60 funcionan cinco días a la semana y el resto son cooperativas que operan tres jornadas", adhirió.

Según un relevamiento del mismo sindicato, en el 2014, se supo que 2.500 personas perdieronsus puestos de trabajo. Junto a Estancias del Sur, el cierre de la planta de Quickfood en Martínez y del frigorífico Carnes Huinca en Córdoba fueron los de mayor repercusión.

Temas en esta nota