Volvió a caer la importación de semillas de alfalfa

La ganadería argentina sigue trabajando por debajo de su potencial, volvió a caer la importación de semillas de alfalfa.

Por
Declaraciones aduaneras del último bimestre.

Declaraciones aduaneras del último bimestre.

29deEnerode2015a las07:31

En el arranque del presente ciclo 2014/15 las declaraciones de ingresos de semillas de alfalfa volvieron a descender para registrar el nivel más bajo desde la última sequía histórica.

Entre diciembre del año pasado y lo que va de enero de 2015 –bimestre en el cual se concentran los pedidos de importación– se registraron importaciones de semillas de alfalfa por 655 toneladas. Se trata de la cifra más baja desde el mismo período de 2009/10, cuando, por efecto de una sequía generalizada, la demanda interna de semillas forrajeras colapsó.

Por una cuestión estacional la mayor parte del consumo de semilla de alfalfa registrado en el mercado argentino proviene de EE.UU. y Australia (la cosecha local, que está disponible entre fines de febrero y comienzos de marzo, además de no representar un volumen importante, llega tarde para las necesidades de compra de la mayor parte de las empresas ganaderas y lecheras).

Las inundaciones ocurridas en buena parte de las regiones productivas en el primer semestre de 2014 desinflaron la demanda de semillas forrajeras en el ciclo pasado. Por ese motivo parte del stock que debía consumirse en 2014 quedó disponible para este año.

Las empresas semilleras, que vienen registrado problemas para conseguir permisos de importación (DJAI) en plazos adecuados, volvieron a ajustar este año las órdenes de compras de semillas de alfalfa en línea con la escasa liquidez existente en la mayor parte de los tambos y empresas pecuarias (algunas de las cuales recurren a la “bolsa blanca” cuando están cortas de efectivo).

Los cultivares privados de alto valor genético ingresados en el último bimestre –que en su mayor parte corresponden a grupos de madurez 8 y 9– ingresaron en general con valores de 8,1 a 9,5 u$s/kg (similares a los registrados un año atrás).

El último récord de ingreso de semillas de alfalfa se registró en el bimestre diciembre 2010/enero 2011 con declaraciones por 1698 toneladas, cuando la demanda local de semillas forrajeras se recalentó en un marco de altos precios de la hacienda (como resultado del genocidio bovino ocurrido entre 2008 y 2010).

Temas en esta nota