Campaña triguera en el centro-norte de Santa Fe

Un estudio realizado por el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, analiza los números de la producción y comercialización del trigo, en la región centro-norte de la provincia de Santa Fe.

Por
Las previsiones indican una cosecha record para la campaña 2014/15 a nivel global.

Las previsiones indican una cosecha record para la campaña 2014/15 a nivel global.

13deFebrerode2015a las11:05

A partir de un ejemplo  promedio  tomado en el departamento San Justo y alrededores, el informe llega a la conclusión de que el productor trabajó a pérdida, aun sembrando en campo propio, con aplicación de tecnología media-alta, con realización de barbecho y contando con financiamiento para las diferentes etapas del proceso productivo.

El  ejemplo consignado en el informe (Cuadro Nº 1), llega a un costo de producción y comercialización de 446,7 dólares por hectárea y a un ingreso bruto de 397,6 dólares,  situación que arroja un resultado negativo de -49,1 dólares por hectárea implantada, aún sin contemplar  el pago de impuestos ulteriores.

Resultado del trigo en el departamento San Justo y alrededores, en campo propio con tecnología media-alta.

La evaluación de los resultados trigueros en la campaña refleja la delicada situación a la que se enfrentan los productores del centro-norte de la provincia de Santa Fe, aunque esta consideración es válida para toda la zona triguera del país.

Los números muestran una situación donde, en un contexto de precios internacionales a la baja, la producción de trigo es insostenible. A esto debe agregarse que el presente esquema de rentabilidad bruta no considera los impuestos que debe pagar el productor, y no es un hecho menor debido a la excesiva carga tributaria a la que se enfrenta el sector agropecuario.

Contexto nacional

Según datos del Ministerio de Agricultura y Ganadería y Pesca (MinAgri), en la presente campaña 14/15 se han sembrado 5,4 millones de hectáreas, lo que representa un incremento del 44,1% respecto a la campaña anterior (3,7 millones de hectáreas).

Por su parte, la producción de trigo en la campaña 14/15 asciende a 13,9 millones de toneladas, con un consumo interno de trigo en nuestro país relativamente constante en aproximadamente 6 millones de toneladas anuales, lo que genera un saldo exportable.

Cabe destacar que actualmente las ventas al exterior no dependen de los stocks disponibles, sino de las restricciones cuantitativas a la exportación y a los derechos de exportación vigentes.

Los continuos pedidos de supresión de las retenciones o disminución de las alícuotas no han sido atendidos directamente, y para las dos últimas campañas se han tomado solamente algunas medidas consideradas como paliativas ante esta situación, como el Certificado de Estímulo a la Producción Agropecuaria Argentina (CEPAGA), constituido en mayo de 2013.

En abril de 2014 se devolvieron $206 millones a 10.519 productores de trigo por la campaña 2013/14. Estas cifras muestran que solamente han cobrado el CEPAGA aproximadamente la tercera parte de los productores, en tanto que el monto finalmente restituido a los mismos es inferior a los $500 millones prometidos inicialmente.

Contexto Internacional

Durante el segundo semestre del 2014 se ha observado una caída en la cotización internacional del trigo, y las proyecciones no avizoran cambios en esta tendencia en el corto plazo. Si bien se estiman buenos niveles de demanda, las previsiones indican una cosecha record para la campaña 2014/15 a nivel global.

En este contexto, la evolución del precio del petróleo y del dólar serán factores claves para marcar el futuro de los precios internacionales del trigo.

Un hecho saliente en el mercado proviene de Rusia, y podría dar señales alcistas a los precios. Este país, uno de los principales exportadores del cereal, estableció derechos de exportación al trigo, por lo que se espera que sus ventas al exterior disminuyan un 10,0%, según un informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Por su parte, Brasil deberá importar 7 millones de toneladas durante la presente campaña, según estimaciones del USDA. Esto reabre la oportunidad de volver a ser el principal suministrador de cereal en el país vecino, que el año pasado debió suspender el arancel extrazona para poder importar trigo de los Estados Unidos debido a las restricciones a las exportaciones en nuestro país.

Principales resultados

  • El sector triguero en el centro-norte de la provincia de Santa Fe se encuentra en un contexto crítico, con resultados negativos para los productores aún en explotaciones realizadas en campo propio y sin considerar el pago de impuestos. Esta situación provoca una descapitalización para los productores del cereal, que incrementa hasta niveles excesivos su dependencia respecto al cultivo de la soja.
  • Conforme nos movemos hacia los departamentos del norte provincial se observan disminuciones en el uso de tecnología e insumos utilizados por los productores, con resultados para la campaña de trigo 14/15 aún inferiores a los del resto de la zona de estudio.
  • En un contexto de caída de precios internacionalesdel trigo se mantienen las alícuotas vigentes de los derechos de exportación y las medidas compensatorias establecidas por el gobierno nacional (como el CEPAGA) no llegan a todos los productores.
  • La producción argentina de trigo de la campaña 2014/15 genera un importante saldo exportable del cereal. Brasil deberá importar aproximadamente 7 millones de toneladas, con lo que se reabre una oportunidad de volver a ganar ese mercado, que fue acaparado por los Estados Unidos el año anterior debido a las restricciones a las exportaciones de nuestro país.

Fuente: Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Temas en esta nota

Seguí leyendo