No cede la demanda de dólar para ahorro y provoca cortocircuitos en las filas del oficialismo

Un malentendido generó un contrapunto entre el principal asesor económico de Scioli en su campaña, el jefe del BCRA y la ministra de Economía provincial.

Por
La polémica, en realidad, fue consecuencia de un malentendido.

La polémica, en realidad, fue consecuencia de un malentendido.

14deAbrilde2015a las08:37

El poder balsámico sobre las expectativas y la marcha de la economía que el Gobierno asigna al "dólar ahorro" quedó a la vista ayer en curiosas circunstancias, al trenzarse funcionarios y posibles sucesores en una polémica sobre la utilidad que debería tener este sistema. Polémica que, en realidad, fue consecuencia de un malentendido.

Jugado a tratar de recomponer su caudal electoral, el Gobierno volvió a aplicar este año la receta que tanto rédito le dio en 2011. Apostó nuevamente al atraso cambiario para tratar de mantener contenida la inflación y poder seguir mostrando estadísticas que ubiquen los salarios y las jubilaciones en un nivel de "envidia regional" medidos en divisas (gracias a ese rezago), pero mucho menos opulentos cuando se traducen en poder de compra cotidiano.

Es decir, puesto a administrar la escasez de dólares, esta vez el Gobierno priorizó a los ahorristas por sobre la demanda de las empresas, lo que tracciona a la baja el nivel de actividad, pero alienta al consumo. La apuesta, admiten los analistas, puede ser rendidora en el corto plazo. Pero resulta inviable en el mediano y largo plazo, aunque eso será problema de quien llegue en diciembre.

Tal vez esa expectativa de sucesión -potenciada por la mejora que habría registrado Daniel Scioli en los sondeos- es la que llevó anteayer a su principal asesor económico, el consultor Miguel Bein, a proclamar que no está dispuesto a "regalar el abastecimiento industrial del país a 10 millones de tipos que quieren llevarse el Banco Central a la casa", en una entrevista con Canal 26.

Bein lo dijo tras señalar su orden de prioridades a la hora de actuar en este contexto de escasez de divisas. En primer lugar mencionó al pago de "insumos, materias primas y bienes de capital que aseguren el abastecimiento del país"; en segundo lugar, la normalización del giro de dividendos de las empresas al exterior (en el marco de una negociación con ellas), y dejó en un tercer orden la oferta de dólares para ahorristas.

Este giro fue traducido luego en algunos portales como una propuesta para eliminar la opción del dólar ahorro.

Lo llamativo fue que esa interpretación decidió al presidente del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli, a recurrir a la red social Twitter para desalentarla. "Las opiniones de Bein son respetables, pero es importante que siga el dólar ahorro. Hay que dar certidumbre y tranquilidad", escribió el funcionario, que seguidamente reivindicó su idea de que "los rendimientos en pesos superen a los que se obtengan en moneda extranjera", para dar "certidumbre y tranquilidad".

La estrategia de Vanoli, que parece abrevar en la tablita cambiaria de los primeros años de la gestión de Martínez de Hoz, busca convencer a los agentes económicos de que la devaluación oficial no superará la tasa que rinda un plazo fijo. Y tiene por objetivo evitar nuevos episodios de corrida contra el peso.

Al contrapunto se sumó luego la ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires, Silvina Batakis, quien terció en favor del criterio de Vanoli. "La política del gobierno nacional con respecto a las reservas es la correcta, ya que está administrando de forma inteligente los recursos, atendiendo a la demanda tanto de los sectores productivos como de los ahorristas", sostuvo en un comunicado, en el que coincidió además en que el dólar ahorro "brinda certidumbre y tranquilidad a los ahorristas, ayuda a reducir la brecha cambiaria y va a permitir aumentar las exportaciones y atraer inversiones", en un tono optimista.

El futuro del cepo es uno de los debates de la campaña. Mientras desde las filas del massismo se habla de levantarlo "en los primeros 100 días de gobierno" y desde el macrismo se insiste es decirle adiós desde el "primer día", para saber la idea del sciolismo habrá que dilucidar ahora si vale la palabra de quienes vendrían en un futuro gobierno con Scioli o de quienes ya están con él.

279,4 Millones

Es la suma de dólares que compraron los ahorristas en los siete días hábiles de abril, de acuerdo con los registros que informa diariamente la AFIP

Temas en esta nota