Las reservas treparon 1247 millones por la nueva deuda

Ascienden a 32.675 millones de dólares, el mayor monto en 17 meses; otra emisión de YPF las hará subir más.

Por
El ingreso llevó al presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, a calificar la jornada como "un día importante para los argentinos" desde su cuenta de Twitter.

El ingreso llevó al presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, a calificar la jornada como "un día importante para los argentinos" desde su cuenta de Twitter.

24deAbrilde2015a las08:19

Las reservas internacionales aumentaron ayer en 1247 millones de dólares gracias al ingreso de los US$ 1415 millones que aportaron inversores que adquirieron el Bonar 2024 anteayer.

Así cerraron en un nivel provisorio de US$ 32.675 millones, el mayor en poco más de 17 meses, según informó presuroso en la tarde de ayer el Banco Central (BCRA), que adelantó en casi dos horas la habitual difusión del dato. En esa zona se consolidarían, además, considerando los US$ 1500 millones que logró captar ayer YPF, con una emisión similar a la del Tesoro, pero por la que pagó 0,375% menos (ver Pág. 13).

El ingreso llevó al presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, a calificar la jornada como "un día importante para los argentinos" desde su cuenta de Twitter.

La ampulosa frase confirma que el Gobierno dejó de lado el valor que antes asignaba a los dólares "genuinos" (los provenientes de saldos favorables de la balanza comercial o inversiones en la economía real) y pasó a endiosar los financieros, que llegan de prestado.

Lo que no deja de sorprender es que lo haga aun cuando para acceder a estos dólares la Argentina pagó tasas que duplican las de emisores emergentes. En las últimas emisiones a plazos y en condiciones similares de mercado, Colombia pagó 5% en 2015; Paraguay, 4,6%; Brasil, 5%; Chile, 3,12%; Uruguay, 4,5% (2013), y Bolivia, 5,9%.

Además, la tasa del 8,96% anual validada, medida en el contexto de la hiperliquidez global y los rendimientos mínimos vigentes en el mundo, es comparable a las tasas de 12 /13% que se aceptaban en los últimos años de la convertibilidad.

LA PARTE LLENA DEL VASO

El dato fue celebrado por los inversores, mucho más pragmáticos a la hora de hacer este tipo de evaluaciones. Después de todo, no desconocen que, prestados o no, los que llegaron ayer son "dólares billetes" y no simples asientos contables que si bien habían ayudado a engrosar la tenencia del BCRA, no habían alterado su compleja situación de caja.

Por el contrario, más allá de su elevado costo, la operación mostró que el Gobierno pudo romper el cerco que intentaron tenderle los fondos buitre para bloquear la colocación en momentos en que la tenencia neta de reservas del BCRA había caído a los preocupantes niveles de enero de 2014 (los que precipitaron la devaluación de entonces) al ubicarse en torno de los US$ 13.000 millones.

Después de todo, se trata de un ingreso que puede abrir la puerta a otro más, lo que ayudaría a garantizar el pago del Boden 15 (vence en octubre y hay que cancelar unos US$ 6300 millones), que en su momento se intentó financiar fallidamente con otra emisión y un canje por Bonar 2024, el mismo bono que acercó los fondos ayer.

Aquella operación se había frustrado por el escaso timing que mostró el equipo económico al no calibrar un súbito cambio en las condiciones de mercado. Pero esa lección pareció haber sido aprendida ahora, ya que la nueva emisión se concretó en un contexto favorable para las inversiones de riesgo, al detener en la última semana su tendencia a la revalorización mundial el dólar y facilitar un reflujo de capitales hacia los emergentes que hizo rebotar a esas monedas y a las materias primas.

Dejando de lado la excitación que generó entre algunos funcionarios (que ayer nomás cantaban loas al desendeudamiento) la emisión de anteayer, algunos de sus costos ya aparecen a la vuelta de la esquina: en apenas dos semanas, el Bonar debe pagar su segunda cuota de renta a los tenedores (tiene cancelaciones semestrales), lo que restará al ingreso de ayer unos US$ 300 millones.

Además, si a los US$ 32.675 millones que declara el BCRA se les restan sólo los US$ 1422 millones en pagos anteriores de la deuda que quedaron bloqueados por decisión del juez Griesa y los US$ 4520 millones tomados en créditos de corto plazo de otros bancos centrales (básicamente el de China por el promocionado swap que abrió paso al ventajoso convenio que logró este país para ser tratado como inversor VIP), la tenencia contable ya cae a US$ 26.700 millones.

Se trata, nada más y nada menos, que del nivel que tenían antes del ingreso del anabólico chino..

Temas en esta nota

Cargando...