Una cuota que abre enormes oportunidades para los feedlots

La concreción del primer embarque de la cuota 481 hacia la Unión Europea, que salió la semana pasada, es una muy buena noticia para la ganadería.

Por
En el país ya hay 28 establecimientos certificados para participar de la cuota y unos 20.000 animales que pueden ser procesados.

En el país ya hay 28 establecimientos certificados para participar de la cuota y unos 20.000 animales que pueden ser procesados.

27deAbrilde2015a las06:27

Las 110 toneladas de carne de feedlot premium que esta semana se embarcaron hacia la Unión Europea, en el marco de la cuota 481, representan el punto de llegada de cinco largos años de trabajo de la cadena ganadera argentina, que perdió mucho terreno en las exportaciones de cortes vacunos.

En septiembre del año pasado, la Unión Europea (UE) aprobó el ingreso de la Argentina al selecto grupo de países que pueden exportar carne de calidad superior, engordada a corral, y que incluye a Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Uruguay.

El total de la cuota, que permite ingresar con arancel 0 a la UE, es de 48.200 toneladas anuales, que se reparten en cuatro trimestres (12.050 toneladas cada uno) de julio a junio. Los 18 cortes premium que se acaban de embarcar fueron procesados por los frigoríficos Gorina, Friar, ArreBeef, La Anónima y Ecocarnes, y participan del cuarto trimestre, que terminará en junio.

La cuota 481 se maneja de una forma diferente a la tradicional cuota Hilton, por años la crema del negocio. La cuota de feedlot no es asignada en forma particular a cada una de las naciones participantes. En realidad, se trata de una cuota general por la que compiten los países habilitados.

Por distintos plazos y reglamentaciones, la Argentina entró a competir recién en este cuatro trimestre (de acuerdo al cronograma de julio a junio), en el que todavía quedan unas 10.000 toneladas disponibles para colocar en el mercado europeo.

En el país hay 28 feedlots habilitados por el Ministerio de Agricultura que pueden aportar animales para esta cuota. La mayoría están en la provincia de Buenos Aires (17 establecimientos) y hay 6 en Córdoba, 4 en Santa Fe y 1 en La Pampa.

Un relevamiento de la Cámara Argentina de Feedlot estima que en este momento hay unas 20.000 cabezas encerradas que cumplen con las condiciones sanitarias y de alimentación para participar de la cuota 481. El proceso para exportar y certificar exige cumplir con varias normas. En primer lugar, es necesario que los técnicos del Senasa certifiquen la cantidad de días de encierre de los animales (que debe ser no menor a 100 días) y tienen que controlar las dietas consumidas, la ganancia de peso y la trazabilidad.

Luego, en la planta frigorífica, el Senasa certifica la edad del animal, a través de la dentición, ya que deben tener menos de 30 meses, y es necesario monitorear la calidad y la conformación de la res. En lo que va de abril unos siete frigoríficos solicitaron certificación de cuota feedlot y se faenaron 1.600 cabezas con este destino, con pesos que van de 420 a 460 kilos. De este total, hubo algo más de 100 cabezas que fueron rechazadas: 85 animales por la edad, 12 cabezas por golpes y diez reses por marmoleo.

“Cómo todo sistema nuevo, existen un montón de temas para ir ajustando. En eso se encuentra todo el sector. Trabajando en los ajustes técnicos de esta nueva oportunidad comercial para la ganadería nacional”, reconoció José Luis Triviño, presidente de la Cámara Argentina de Feedlot.

Temas en esta nota