Dejarán de usar antibióticos en la cría de pollos en EE.UU.

Tyson Foods, el mayor productor de pollo de los Estados Unidos, planea eliminar el uso de antibióticos humanos en sus aves para septiembre de 2017.

Por
La iniciativa de Tyson ayudará a la compañía a cumplir con el plazo que McDonald's Corp se fijó recientemente.

La iniciativa de Tyson ayudará a la compañía a cumplir con el plazo que McDonald's Corp se fijó recientemente.

29deAbrilde2015a las08:38

Tyson Foods, el mayor productor de pollo de los Estados Unidos, planea eliminar el uso de antibióticos humanos en sus aves para septiembre de 2017, en uno de los calendarios más agresivos fijado hasta la fecha por una compañía del sector. La firma alimentaria con sede en Arkansas, dijo ayer que también está estudiando formas de acabar con esta práctica en otros de sus negocios de proteínas, como la producción de carne porcina y bovina.

Expertos en salud pública y reguladores federales están preocupados por la administración rutinaria de antibióticos a los animales, que podría generar superbacterias resistentes a los antibióticos en los humanos y constituirse en un peligro para la salud.

La iniciativa de Tyson ayudará a la compañía a cumplir con el plazo que McDonald's Corp se fijó recientemente. La mayor cadena mundial de restaurantes anunció que en un plazo de dos años dejará de comprar en los Estados Unidos pollo criado con antibióticos humanos.

El presidente ejecutivo de Tyson, Donnie Smith, dijo ayer que no sabe qué volumen de antibióticos con importancia médica es usado en los otros negocios cárnicos de la firma, ya que compra los porcinos, las vacas y los pavos a ganaderos independientes, a diferencia de los pollos, cuyo proceso controla de principio a fin. El cambio en su negocio no debería afectar los costos de Tyson, según afirmó la compañía, y es parte de un esfuerzo que va más allá de la decisión de McDonald's, de quien es uno de los principales proveedores de pollo.

La noticia fue recibida con agrado por grupos defensores de la salud pública y de los consumidores, que destacaron que los tres principales productores de pollo del país se han comprometido a poner fin al uso rutinario de antibióticos. Según los críticos, la presión recae ahora sobre las compañías de carne para que lleven estos cambios a sus divisiones de bovinos y porcinos.

Temas en esta nota