Llegaron dólares de YPF: el BCRA compró cifra récord de u$s 630 M

El Banco Central logra sumar reservas para asegurar la supervivencia hasta octubre a través del ingreso de divisas por deuda y soja.

Por
Las reservas del BCRA superaron el nivel de los u$s 33.000 millones.

Las reservas del BCRA superaron el nivel de los u$s 33.000 millones.

29deAbrilde2015a las08:52

El Banco Central logra sumar reservas para asegurar la supervivencia hasta octubre a través del ingreso de divisas por deuda y soja. Con este plan, ayer el organismo realizó la mayor compra de dólares de la historia en el mercado cambiario mayorista, por u$s 630 millones, que en buena parte le fueron provistos por la colocación de bonos de la petrolera YPF. Su stock superó así los u$s 33.000 millones, y se ubicó en el mayor nivel desde el 1 de noviembre de 2013.

El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, resolvió desde su desembarco engrosar el nivel de las reservas sobre la base de colocaciones de bonos, como los que realizaron este año el Gobierno de la Ciudad, el Tesoro nacional y la petrolera YPF o el endeudamiento con organismos internacionales, como el Banco Central de China, con el que acordó un swap de monedas y ya tomó u$s 4.800 millones y el Banco de Francia y otras entidades globales, con las que tiene ya suscriptas líneas de contingencia por alrededor de u$s 2.200 millones (según cálculos de consultoras privadas que siguen de cerca su balance). De este modo, se estima que unos u$s 7.000 millones de las reservas están representadas hoy por créditos de bancos y organismos del exterior. 

De no ser por estos mecanismos que aseguran dólares transitoriamente, las reservas del Central mostrarían hoy una tendencia declinante. A esto hay que agregarle, además, la cantidad de pagos en dólares que quedaron trabados en las cuentas del BCRA por el fallo del juez Thomas Griesa, unos u$s 2.800 millones, que el organismo todavía contabiliza entre sus activos, pero que pertenecen a bonistas del exterior. 

De los u$s 630 millones adquiridos ayer, unos u$s 500 millones correspondieron a la reciente colocación de bonos de YPF. El Central vive además un "veranito cambiario" por la liquidación de dólares de la soja. Pero no logra, así y todo, comprar divisas a un ritmo similar al que mantenía su antecesor, Juan Carlos Fábrega. Hasta la semana pasada, el organismo sólo lograba recolectar un 13% de las divisas que alcanzaba a llevarse diariamente en la misma época del año pasado.

Un conjunto de razones podrían explicar la pobre performance que estaba mostrando el Central con la acumulación de dólares genuinos para sus reservas. Algunas, por caso, están relacionadas con el contexto externo, como la fuerte caída de los precios internacionales de los granos (la soja se derrumbó en un año de 550 a 350 dólares) otras, en tanto, vinculadas a decisiones de política monetaria y cambiaria que tomó el propio Gobierno desde que desembarcó Vanoli hasta hoy: mantener el tipo de cambio fijo a pesar de la inflación local, del fortalecimiento del dólar en el mundo y de la abrupta depreciación del real en Brasil evitar un acuerdo con los fondos buitre para poder volver a tomar deuda en el exterior; pedir a los exportadores anticipar la liquidación de dólares en el último trimestre del año pasado para asegurar un buen comienzo de gestión del actual presidente del BCRA e iniciar un ciclo levemente bajista de tasas de interés, que continuó hasta esta semana, con el propósito de reactivar la economía. La adversidad puede sobrellevarse con éxito, sin embargo, y allanar el camino hacia octubre, por el ingreso de dólares a través de la deuda y la soja.

Temas en esta nota