Ganadería: opciones para invertir en carne

Aquellos pequeños inversores que necesitan resguardar el valor de sus pesos ante una devaluación no encuentran en el mercado las herramientas necesarias.

Por |
La ganadería surge como un efectivo instrumento dentro de la economía real para comprar "dólares a precio oficial".

La ganadería surge como un efectivo instrumento dentro de la economía real para comprar "dólares a precio oficial".

08deJuliode2015a las08:23

La incertidumbre que transmite la coyuntura del país le pone trabas a la economía, que se encuentra expectante al qué pasará en las próximas elecciones. En este contexto, aquellos pequeños inversores que necesitan resguardar el valor de sus pesos ante una devaluación no encuentran en el mercado las herramientas necesarias. Desde ADBlick Agro vemos la ganadería como un efectivo instrumento dentro de la economía real para comprar "dólares a precio oficial".

La carne ha demostrado ser un activo que sigue la curva del dólar, ajustando casi inmediatamente. Si a este factor le sumamos una mayor apertura de la Argentina al mundo, y que el stock ganadero del país se ha visto fuertemente disminuido y no está preparado para abastecer la demanda interna y exportar a niveles de otras décadas, es esperable que el ajuste sea aún mayor que la devaluación.

En la última década la Argentina ha perdido terreno en el marco internacional. Mientras Brasil, Uruguay, e incluso Paraguay vieron la oportunidad y se posicionaron como principales exportadores de carne bovina, nuestro país ha caído al 11° puesto en el ranking de exportadores. La ganadería argentina enfrenta la oportunidad de aprovechar la excelente demanda de los mercados internacionales. A la ya conocida Cuota Hilton se suman la Cuota 481, China, Rusia, Estados Unidos y Canadá, entre otros destinos.

Una oportunidad

Es aquí donde vemos una oportunidad, pero para ello es necesario plantear un negocio de escala y eficiente, con operadores de marcada trayectoria y experiencia en el rubro. Otro factor importante para entrar en ganadería es el "timing". La relación ternero/novillo es la que marca la conveniencia entre las distintas etapas y determina el momento de entrar o salir en este negocio.

En la actualidad, esta relación se encuentra atrasada con respecto a sus valores históricos, es decir, que en términos relativos, el ternero está barato. Esto presenta la oportunidad de entrar en el negocio en la etapa de recría, comprando dichos terneros en el mercado, y llevándolos hasta la etapa de terminación, obteniendo como producto novillos gordos. Es el planteo que creemos que hoy es el más adecuado, siempre pensando en apuntar a novillos que apliquen a la cuota 481 de exportación, pudiendo así, obtener mejores precios en el mercado.

(*) Director de Negocios de ADBlick Agro

Temas en esta nota