Carne al público subió hasta $ 10 el kilo y el consumo cayó 2,9%

La industria dice que los valores finales suben por caída en el precio del "recupero". Insisten en que la única forma de mejorar la rentabilidad pasa por quitar retenciones.

Por
La "carne al público aumenta, a pesar de que el precio de la hacienda no se modifica", indica que trabajo de Ciccra.

La "carne al público aumenta, a pesar de que el precio de la hacienda no se modifica", indica que trabajo de Ciccra.

10deJuliode2015a las08:18

Los precios de la carne vacuna al mostrador registraron incrementos de entre $ 5 y $ 10 por kilogramo promedio, ante el traslado que la industria realizó de las caídas en los valores que reciben por los cueros y las menudencias de los animales que faenan. El alza en los precios al público hizo que el consumo interno per capita/año quedara en 59,9 kilos, una merma de 2,9% interanual.

No obstante, el semestre cerró con un consumo por habitante/año de 60,7 kilogramos, 3,3% superior a igual lapso de 2014, según reveló el último informe de la Cámara de la Industria de la Carne (Ciccra). En el trabajo, firmado por Miguel Schiariti, se remarcó que la "carne al público aumenta, a pesar de que el precio de la hacienda no se modifica".

"Es una situación que el secretario de Comercio, Augusto Costa, conoce: los valores del cuero y de las menudencias tuvieron fuertes caídas a salida del frigorífico", señaló.

En ese sentido, ilustró que en octubre pasado, el cuero valía $ 14,82 por kilo y la menudencia $ 1,89 por kilo. Los valores actuales, explicó Ciccra, están en $ 9,82 y $ 1,28 por kilo, es decir una merma de 34% y 32% respectivamente. "Y hay anuncios de nuevas bajas por parte de los compradores", indicó la cámara.

Así, el valor de "recupero" –es decir la venta de cueros y menudencias que hacen los frigoríficos– cayó 37% en los últimos meses. Y esos "casi dos pesos perdidos se están trasladando al precio de la carne al mostrador, lo que se traduce en un aumento de entre $ 5 y $ 10 por kilo en los cortes al público", precisó.

Esa situación, sumada a las exportaciones estancadas, hacen que los próximos meses sean de incertidumbre para la industria frigorífica, por lo que Ciccra advirtió que si "la Presidenta (Cristina Fernández) dice que defiende a los ganaderos y a la industria" debe saber que "tiene en sus manos impedir que haya nuevas empresas que se agreguen a las 130 plantas cerradas y que se engrose el número de puestos de trabajo perdidos en el sector, que ya llega a 16.500".

Según Ciccra, el camino para devolverle impulso a la actividad es "sacar ya las retenciones a las exportaciones de carne vacuna, o permitir a la industria computarlas como pago a cuenta de contribuciones sociales, mejorando parcialmente la competitividad sectorial". 

En el informe, además, Ciccra expuso que durante junio, la industria "estableció el nivel de actividad más elevado desde octubre de 2013".

En ese marco, detalló que el mes pasado se faenaron 1,1 millón de cabezas de ganado, 8% más que un año atrás y el semestre cerró con un alza de 3,1% en la cantidad de animales faenados. "Fue la más elevada desde los topes máximos de iguales semestres de 2007 y 2008", destacó. Del total faenado, las hembras representaron 42,2%, una baja de 2,5 puntos porcentuales contra junio de 2014.

"Con una mirada optimista, se puede interpretar que estamos en el inicio de una fase de retención de vientres. Da la sensación de que el próximo cambio de administración nacional está generando expectativas positivas en los productores", planteó Ciccra.

Temas en esta nota