Tambero cuenta cómo sobrevive a la crisis lechera

Marcelo Dándolo, del noroeste santafesino, pide políticas claras y que no se "parche" más, en referencia al último anuncio del Gobierno.

Por
Marcelo Dándolo, tambero del noroeste santafesino.

Marcelo Dándolo, tambero del noroeste santafesino.

25deAgostode2015a las08:31

Marcelo Dándolo resiste. Como puede. Es uno de los tantos productores tamberos que, en la principal cuenca lechera de Latinoamérica, sobrevive a una de las peores crisis. No es para menos: la baja rentabilidad obligó a productores a cerrar sus tambos. Ya lo hicieron más de 400 en los últimos años, en una situación que amenaza con profundizarse. “En la cadena, la primer variable de ajuste es siempre el productor. Con parches no solucionamos nada”, dice este productor, tercera generación de una familia dedicada a la lechería.

Dándolo es un tambero de María Luisa, pequeña localidad del noroeste santafesino. “Se sigue comercializando leche como hace 40 años: entregamos y no firmamos nada. Te enterás del precio de la leche cuando recibís la liquidación 60 días después que le entregaste durante todos los días a la industria”, dijo. “Las pérdidas y la descapitalización ya son irreparables. ”, señaló.

Su producción diaria alcanza los 5.800 litros de leche, por lo que se vería beneficiado por las últimas medidas de Axel Kicillof. Sin embargo, para Dándolo el subsidio de 30 centavos por litro para los primeros 2.900 que produzca, es un parche.

Temas en esta nota