Importancia de la prevención del timpanismo en el ganado

El timpanismo o meteorismo se presenta más comúnmente en animales que pastorean leguminosas como alfalfa, trébol rojo o trébol blanco.

Por |
Una de las maneras de prevenir esta enfermedad es la rotación del pastoreo en la época más desafiante.

Una de las maneras de prevenir esta enfermedad es la rotación del pastoreo en la época más desafiante.

14deOctubrede2015a las08:24

El timpanismo o meteorismo se presenta más comúnmente en animales que pastorean leguminosas como alfalfa, trébol rojo o trébol blanco, y suele darse en las épocas de invernada. Provoca importantes pérdidas económicas en los productores ganaderos al reducir las ganancias de peso y, en casos más graves, es responsable de altos índices de mortalidad.

El meteorismo espumoso, conocido como empaste, consiste en una alteración digestiva producida por la dilatación del rumen a raíz del exceso de gases fermentativos como dióxido de carbono y metano. Este desbalance sucede por un exceso en la ingesta de leguminosas tiernas que genera una gran cantidad de gases, los cuales no son posibles de liberar por el animal. El gas producido queda atrapado dentro de burbujas resistentes, que no permiten su normal eliminación por medio del eructo. Esta condición es la que genera posteriormente el meteorismo espumoso o empaste que produce una distensión excesiva del rumen y, que en casos graves, produce una insuficiencia respiratoria (principalmente por compresión del diafragma) y una consecuente falla cardíaca (por compresión de vasos sanguíneos). En los casos extremos pueden producir la muerte rápida del animal.

Medidas

Existen diferentes medidas de manejo para prevenir esta enfermedad como la rotación del pastoreo en la época más desafiante para limitar la ingesta de alimento, y también la utilización de medicamentos (denominados bolos antiempaste) de fácil administración con una única dosis y una tasa de eficacia cercana al 80% en la prevención de la mortalidad por empaste y una cobertura de 100 días abarcando toda la época primaveral. Esta intervención preventiva tiene la ventaja adicional de generar incremento en el peso del animal de entre un 7% y el 10%, lo que beneficia al productor para la posterior comercialización. 

(*) Médica veterinaria gerenta técnica de Ganadería Elanco Animal Health.

Temas en esta nota