Insisten en la importancia de la guachera para producir más leche

Los cuidados y la alimentación de la vaca lechera en sus primeras horas de vida son decisivos, recuerdan expertos del INTA Balcarce.

Por
Un sistema de alimentación intensivo en la guachera mejora la tasa de crecimiento y el estado sanitario de las terneras.

Un sistema de alimentación intensivo en la guachera mejora la tasa de crecimiento y el estado sanitario de las terneras.

08deEnerode2016a las08:40

El principal problema de la falta de expresión del potencial genético de la vaca lechera está en el crecimiento de las terneras, lo que luego repercute en la edad con la que llegan al primer parto.

Diversos estudios de establecimientos lecheros en Argentina reportan que las vaquillonas Holando tienen su primer parto, en promedio, a los 31 meses. Pero, según el médico veterinario Francisco Stefañuk, de INTA Balcarce, esta edad limita el potencial y la vida productiva de las futuras vacas.

“El principal problema de la falta de expresión del potencial genético de la vaca lechera está en la tasa de crecimiento de las terneras”, sostiene el profesional. Y agrega que la edad al parto de la vaquillona no debe ser menor a 24 meses ni mayor a 27 meses y el peso al parto, que es fundamental, no debe ser menor al 85% del peso promedio de las vacas del rodeo lechero”, aseguró el profesional.

De acuerdo con Stefañuk, el comienzo del crecimiento de la ternera en la guachera es la base de la vida productiva y del buen estado de salud de la futura vaca. El calostro es el primer paso a tener en cuenta y la ternera al nacer debería consumir, antes de las primeras 12 horas de vida, no menos de 4 litros de calostro. "A partir de una buena ingestión de calostro se logran disminuir las enfermedades en la vida productiva de la futura vaca” agregó.

En este sentido, el profesional de INTA Balcarce comenta que otra estrategia es un sistema de alimentación intensivo en la guachera, ya que mejora la tasa de crecimiento y el estado sanitario de las terneras. “El sistema consiste en darle altas cantidades de leche por encima de lo recomendado habitualmente. La clave está en la limpieza y el orden en el trabajo”, sostiene Stefañuk. Y explica que un protocolo de alimentación intensivo de 60 días para terneras, puede ser, en base a una alimentación con 9 litros de leche diarios dividido en dos tomas de 4,5 litros, más alimento balanceado y agua a voluntad.

-----------------------------------------------------------------------------------
Mantenete actualizado las 24 hs con toda nuestra información en:

 

Facebook: fyo.online
Twitter: 
@fyo_online
Youtube:
 Videos fyo
Instagram: 
fyo.online
Google plus: 
+fyo_online
Sitio web: 
www.fyo.com

Temas en esta nota

Seguí leyendo