Volvió a caer el dólar y cede la tensión dentro del equipo económico

Por la abrupta suba de tasas, el minorista se abarató 57 centavos en dos días y las reservas lograron estabilizarse.

Por |
Almuerzo entre Prat-Gay y Sturzenegger

Almuerzo entre Prat-Gay y Sturzenegger

04deMarzode2016a las07:37

La cotización de venta del dólar se hundió ayer 41 centavos, o 2,6%, para los negocios mayoristas, al cerrar el día a $ 15,26 y luego de haber marcado un mínimo intradiario de $ 15,11, lo que ayudó a distender los ánimos en el equipo económico.

La nueva baja se produjo sin necesidad de que el Banco Central (BCRA) volviera a poner en juego reservas para lograrla, lo que permitió la primera estabilización de esta tenencia en torno a los 28.120 millones en más de un mes.

Corrido ahora por un peso que encontró en el aditivo de la tasa de interés el refuerzo que necesitaba para frenar su desvalorización, el billete acumula un retroceso de 69 centavos (o 4,4%) desde que, cerca del mediodía del martes, la conducción del ente monetario "toreó" al mercado al ofrecer vender reservas por hasta US$ 500 millones a $ 15,95.

Pero la caída se recorta al 3,6% si se toma el valor de cierre de aquel día a $ 15,81. Y se amplía al 5,3%, casi alineándose con el ajuste de 5,85 puntos en las tasas de interés de corto plazo que validó esa misma noche el BCRA, si se toman los picos intradiarios de la secuencia, lo que deja a la vista la importancia que tuvo esa determinación.

La aceleración a la baja llegó de la mano del desarme de posiciones que realizaron principalmente los bancos, al quedar temporalmente anulada la normativa que les permitía recomponer este mes su posición general de cambios.

Pero también incidió la necesidad de pesos que enfrentaban para cubrir deuda de cortísimo plazo tomada en el mercado interbancario, ante la temperatura que en las últimas horas tomaron esas tasas, que llegaron a tocar un 38% anual el martes y cerraron a 35,5% promedio ayer. "Les fue más negocio vender posiciones en dólares que mantener deuda en pesos a este nivel de tasa", graficó el analista Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, al respecto.

Del traslado a la plaza minorista resultó un cierre del dólar a $ 15,53 para la venta al público, según promedio de bancos, es decir, un oportuno derrumbe de 45 centavos (2,82%) que se produce en momentos en que quienes hayan financiado consumos con tarjetas de crédito en el exterior (tras una temporada caracterizada por el marcado aumento en el turismo emisivo) deben afrontar su pago y, por lo mismo, la habitual conversión a pesos.

Para ese universo de deudores, la reversión de precios de las últimas 48 horas implica todo un alivio.

La atención que la conducción del BCRA prestó en las últimas horas al nuevo atisbo de corrida contra el peso ayudó a descomprimir la tensión que había ganado la relación entre los principales referentes del equipo económico del Gobierno, tomando en cuenta las implicancias que podría tener sobre una inflación que no da tregua.

De allí la especial atención con que siguió el mercado el almuerzo compartido ayer entre el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, y el jefe del ente monetario, Federico Sturzenegger; un encuentro que desde el BCRA describieron como "habitual", pero que adquirió relevancia por el cruce de críticas hacia la estrategia diseñada desde uno y otro ente para enfrentar la coyuntura económica.

Vale recordar que anteayer el economista Javier González Fraga, cercano al ministro, había dicho que al BCRA le faltó "coraje" para enfrentar la corrida de mercado, lo que llevó a su colega Diego Giacomini, de estrecha relación con el ministro Rogelio Frigerio, a culpar de esos desequilibrios al enfoque gradualista que adoptó Hacienda para atacar el déficit fiscal.

"La cita sirvió para coordinar estrategias", dejaron trascender desde el ministerio, tras reconocerse "muy satisfechos por la caída del dólar en los últimos días". "Son encuentros donde repasamos temas de las responsabilidades de cada uno e intercambiamos información", se limitaron a decir desde el ente monetario.

Pero el mejor ejemplo de la paz sellada lo entregó González Fraga al definir ayer por Radio 10 como "excelente" la "coordinación existente" entre ambos funcionarios y valorar positivamente la suba de tasas al 37% para el corto plazo convalidada anteayer por el BCRA. "No fue excesiva porque está en línea con la expectativa inflacionaria", sostuvo.

En el mercado juzgan el encarecimiento en el costo del dinero como una receta acertada para sacar el dólar de la zona de turbulencias. "El problema es que cuando venzan las posiciones en pesos que se hicieron al 37% habrá mas pesos para comprar dólares que antes", advirtió el economista Carlos Rodríguez (CEMA), al recordar los plazos que este tipo de apuestas tienen.

Temas en esta nota

Seguí leyendo