Soja imparable: superó los 1000 puntos en Chicago

La soja en el mercado de Chicago cerró en claro terreno positivo por segunda rueda consecutiva. Las complicaciones climáticas en nuestro país fueron el principal factor alcista de las últimas ruedas.

Por |
Máximo de 9 meses para la oleaginosa en Chicago.

Máximo de 9 meses para la oleaginosa en Chicago.

20deAbrilde2016a las15:49

Mercado Internacional

Fuertes subas para la soja

Los valores de la oleaginosa repuntaron nuevamente con fuerza en la plaza externa, consolidándose en un máximo de 9 meses. Las subas para la soja en el mercado de Chicago fueron de US$ 8,5 en el caso de la posición Mayo 2016 que ajustó en US$ 370,7 y de US$ 7,8 para la posición Agosto 2016 que cerró en US$ 374,1.

La soja superó los 1000 centavos por bushel (US$ 370)

Compras por parte de los fondos impulsan a los valores de la oleaginosa, con un posicionamiento que encuentra sustento en las complicaciones climáticas en nuestro país, que derivan en un recorte de la estimación de producción. Se conoció la primera estimación del Gobierno, que inicialmente estima una pérdida de 3,3 millones de toneladas, cifra que podría ser mayor.

"A esta altura de la campaña, generalmente tenemos el 40 por ciento de la cosecha de soja completa. Hoy, solo el 10 por ciento fue recolectado. El retraso en la cosecha es el peor en 10 años", dijo Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada. "Desde mayo vamos a tener mucha menos lluvias. Entre ahora y entonces nadie sabe cuánta soja se va a perder porque el daño de las inundaciones es diferente en cada área", agregó Anthony Deane, director de la consultora Weather Wise Argentina.

Entre otras estimaciones, Lanworht redujo la estimación de cosecha para la actual campaña en nuestro país en 1 millón de toneladas, quedando la proyección en 62,7 millones de toneladas. Por otro lado, Abiove mantuvo sin cambios la cosecha de soja en Brasil en 99,7 millones de toneladas.

Cabe señalar que el contrato Noviembre 2016 registró subas menores que la de los contratos más cercanos durante las últimas ruedas. Esto se fundamenta en el hecho de que los agricultores del país del norte podrían cambiar la intención, sembrando soja en detrimento del maíz, cambiando el panorama que se había planteado en un principio.

En cuanto a los demás productos del complejo oleaginoso, la harina logró acompañar la tendencia con la que cerró el poroto, ajustando con una mejora de US$ 8,6 en el caso de la posición Octubre 2016 que ajustó en US$ 349,9. El aceite no acompaño la tendencia general y ajustó con una baja de US$ 4,2 a pesar de las mejoras que anotó el petroleo.

Máximo de seis meses y medio para el maíz

Los futuros del maíz también lograron registrar importantes mejoras en la plaza externa, con una suba de US$ 4,2 en el caso de la posición Mayo 2016 que ajustó en US$ 155,6. Por otro lado, la posición Septiembre 2016 cerró con ganancias de US$ 3,8 ajustando así en US$ 157,5.

El forrajero logró alcanzar un máximo de seis meses y medio gracias a la compra de los fondos de inversión así como también algunas cuestiones técnicas, con el contrato más cercano logrando superar la media móvil a 200 días. Excepto una, todas las ruedas cerraron con ganancias para el forrajero, luego de verse sumamente presionado por el informe trimestral del USDA.

Un factor alcista para el maíz es la demanda internacional sobre los suministros del país del norte, frente a los problemas climáticos que se observan en Sudamérica. De hecho, Brasil eliminó un impuesto para la importación del forrajero de países distintos al Mercosur, lo que volvió más competitivos los suministros del país del norte frente a los nuestros.

El USDA reportó una venta de 136 mil toneladas con destinos desconocidos, siendo el cuarto reporte de este tipo en las últimas cuatro ruedas.

El trigo recibió el contagio

Los futuros del trigo cerraron con subas recibiendo el contagio de las mejoras que logró anotar el maíz, la soja y los commodities en general. Las subas para el cereal fueron de US$ 6,8 en el caso de la posición Mayo 2016 que cerró en US$ 185,5, mientras que la posición Septiembre cerró en US$ 191,5 luego de avanzar US$ 6,5.

Si bien el trigo logró acompañar la tendencia general del mercado, los fundamentos de este cereal siguen siendo negativos, por lo que las mejoras se vieron limitadas. Estos fundamentos son principalmente los amplios suministros a nivel global, con la estimación del USDA que se ubica en un nivel récord para los stocks finales de Estados Unidos.

Mirá el cierre de mercados local.

Temas en esta nota

Seguí leyendo