Consumo de carne vacuna, en mínimos de cinco años

El consumo de carne vacuna tuvo su registro más bajo en los últimos cinco años al llegar a los 55,7 kilos por persona al año, indicó ayer un informe del sector ganadero.

Por
Cae el consumo de carne.

Cae el consumo de carne.

09deJuniode2016a las08:20

La Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA) señaló que la producción de carne vacuna fue de 1,076 millón de toneladas en el período de enero-mayo de 2016. Esto representa una merma del 5% interanual.

En enero-mayo de este año la faena total fue de 4,75 millones de cabezas y quedó ubicada un 6,1% por debajo del nivel alcanzado durante el mismo período del año pasado. En total se sacrificaron 306,7 millones de cabezas menos de hacienda bovina que en el período de enero a mayo de 2015. Con estos resultados, la performance sectorial se ubicó entre las más bajas de los últimos 37 años (33°) y resultó un 11,8% más baja que el promedio referido al mismo lapso de 1980-2015, indicó CICCRA

En tanto, el volumen de exportaciones de carne vacuna certificado por el SENASA ascendió a 13.967 toneladas peso producto en abril. En términos mensuales se registró una suba del 33,3%, en tanto que en relación con un año atrás resultaron un 19,1% mayores.

El Gobierno de la Nación sugirió en enero a los consumidores que no compren carne vacuna para hacer frente al fuerte aumento de precios en un contexto de alta inflación. El consejo (y los precios) hicieron lo suyo: los primeros cinco meses del año marcaron una baja del consumo del 6,3%. En 2015 se habían consumido 59,9 kilos por persona. El punto fue que el precio de la carne vacuna en el mostrador sufrió fuertes subas. 

"En mayo la corrección parcial del precio de la hacienda en pie (-4,9%) se contrapuso con una suba del 3,1% del precio promedio de la carne vacuna en el mostrador. Y al medir la variación entre puntas del año (mayo 2016 vs. diciembre 2015) en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA: Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires) el valor promedio de la carne vacuna registró un aumento del 3,1%, cuando la hacienda en pie registró una caída del 0,9%", explicó CICCRA. Al comparar los primeros cinco meses de 2015 y 2016 surge que el valor de la hacienda en pie subió 48,5% y el de la carne en el mostrador 46,6%.

En tanto, durante mayo el precio de la carne aviar volvió a caer, en esta oportunidad un 3,8% mensual (en abril había disminuido otro 5% mensual). En consecuencia, entre diciembre de 2015 y mayo de 2016 el precio del kilo de pollo pasó a acumular ahora una caída del 5,4%, abaratándose con relación al promedio de los cortes de carne vacuna en el 8,3%.

Ayer, la Federación Gremial de la Industria de la Carne inició en la jornada un cese de actividades que se extenderá hasta hoy, ante la falta de respuestas satisfactorias al reclamo salarial realizado en las negociaciones paritarias con el Consorcio Exportadores de Carnes Argentinas (CECA).

Temas en esta nota