Mercado de Chicago a la espera del USDA

Se registran leves subas en los principales productos, pero puede terminar siendo una anécdota ya que se publicarán datos muy esperados del USDA: área y stocks en EEUU.

Por
Chicago se encuentra a la espera de datos del USDA.

Chicago se encuentra a la espera de datos del USDA.

30deJuniode2016a las09:39

El mercado de Chicago se encuentra a la espera de datos del USDA con pronósticos de más lluvias en EEUU que limitan alzas. Se registran leves subas en los principales productos, pero puede terminar siendo una anécdota ya que se publicarán datos muy esperados del USDA: área y stocks en EEUU.

Se espera un paso de superficie de maíz a soja, con 200.000 ha menos de maíz y 650.000 ha más de soja. Los stocks subirían respecto del año pasado, pero lo importante es el ritmo de consumo que podría implicar que los números de existencias finales del USDA WASDE podrían estar sobreestimados. Más allá de los datos en sí, lo importante es la variación respecto del esperado, ya que las expectativas de los operadores ya están descontadas en los precios.

Clima en Estados Unidos

En tanto el clima en EEUU viene apoyando a la calidad de cultivos, aunque los suelos se ven algo secos. Hay pronósticos de humedad hacia mediados de julio, lo que hace pensar que no tendremos problemas con la polinización del maíz. En Argentina, las lluvias que se esperan en complicarán la trilla de maíz y siembra de trigo.

Indicadores Económicos

Localmente se revisaron datos de PBI del INDEC poniendo a la economía en recesión técnica. En tanto el dólar se mostró algo más débil, pero sobre el final el mayorista subió. Por otro lado el senado aprobó la ley que dispone el pago de deudas previsionales a jubilados y habilita un nuevo blanqueo de capitales, la cual tendrá efectos sobre las variables monetarias.

Las bolsas europeas operan con leves alzas luego de que se estancaron los intentos de recuperación tras las fuertes ventas desencadenadas por el referendo británico a favor de salir de la Unión Europea. Los bancos centrales tendrán un papel clave a la hora de gestionar las consecuencias a corto plazo del "Brexit", entre las que cada vez más analistas vaticinan podría encontrarse una guerra de divisas. Con la libra y el euro resintiéndose al dólar podría tocarle asumir un papel de divisa fuerte muy poco conveniente para esta coyuntura de debilidad y con un precio del petróleo haciendo equilibrios por no caer en picado.

Temas en esta nota

Seguí leyendo