Los hongos también se la ponen difícil a los fungicidas

En el 12 Encuentro Nacional de Monitoreo y Manejo de Plagas, Malezas y Enfermedades organizado por el Grupo Halcón, el fitopatólogo Marcelo Carmona analizó la resistencia de los hongos a los fungicidas y alertó sobre la necesidad de políticas de investigación esta área que reconoció ausentes.

Por
Para el fitopatólogo Marcelo Carmona, "hoy es grave el tema de resistencia de hongos"

Para el fitopatólogo Marcelo Carmona, "hoy es grave el tema de resistencia de hongos"

02deJuliode2016a las11:34

En el marco de manejo de la agricultura actual, los hongos también han empezado a generar resistencia a los fungicidas por causas bastante similares a las cuales las plagas resisten a los insecticidas, o las malezas a los herbicidas. El Manejo Integrado de Enfermedades, o en este caso mejor su ausencia, y la falta de rotación de principios activos, como de cultivos, entre otras prácticas culturales que se van olvidando, han llevado a que ciertos fungicidas ya no sirvan en cultivos de papa, cítricos, vid y maní. El problema se agrava porque ahora también se ve en maíz, soja o trigo.

Para él fitopatólogo Marcelo Carmona "no hablábamos de resistencia en los cultivos extensivos, y hoy empezamos a tener dificultades en el control porque, o se están usando dosis divididas de fungicidas, o no se respeta la dosis, o no se conoce el momento oportuno de aplicación, entre otra causas. Así hoy, Carbendazim es la molécula que más hongos resistentes tiene hoy, incluso en la Argentina. Y así con otros productos como los triazoles que se utilizan en trigo y que no están teniendo la misma eficiencia de control que en años atrás".

Según las apreciaciones del docente de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, las causas de resistencia son tres.

  • El patógeno: algunos son más propensos a tener resistencia porque son más agresivos o se multiplican más rápido.
  • El fungicida. Algunos son tan específicos que terminan siendo vulnerables porque el hongo reconoce ese sitio específico y con un simple cambio puede vencerlo.
  • El manejo agronómico, lo más importante. Que es cuando el productor llega a aplicar tarde, no usa la dosis correcta, aplica siempre la misma molécula, no usa mezclas o no se guía con criterio técnico, entre otras prácticas mal encaradas.

"En definitiva, esas tres cosas y la falta de Manejo Integrado de Enfermedades obliga a repensar la agricultura y el uso de los fungicidas porque son los generadores de resistencia", reconoció Carmona.

Para que el productor ponga manos en acción, según Carmona sólo es necesario ordenarlo. "No hay que darle al productor solo la responsabilidad. También están las universidades, los ministerios. Hacen falta más políticas de acompañamiento al productor", insistió.

Para el fitopatólogo "hoy es grave el tema de resistencia de hongos", razón por la que aconseja volcarse al Manejo Integrado de Enfermedades sin perder tiempo. "Hay que planificar las cosas en lugar de ejecutarlas en el momento en que surge el problema. Así, planificación y monitoreo son obligatorios. Luego considerar que, hay alternativas que sumadas, producen un éxito superior que aplicar una técnica aislada. Hacer rotación de cultivos, elegir variedades resistentes, rotar principios activos y utilizar las herramientas no químicas para mejorar la defensa de las plantas", cerró.

En los años 60 y 70 le aparecieron los fungicidas sistémicos que controlaban muy bien los hongos con bajas dosis. Además los fungicidas han permitido que los cultivos tengan buena producción, buena calidad y esto ha permitido que muchos cultivos sean sustenta les porque sin fungicidas no se podrían hacer. Pero, el escenario actual es completamente diferente a nivel mundial, e incluida la Argentina. La industria química tiene que invertir mucho dinero Las políticas ambientales y de seguridad alimentaria obligan a ser restrictivos con el uso de moléculas, a tal punto que van a sacar moléculas de registro y fundamentalmente en el campo se ve cada vez más el incremento de la resistencia de los hongos a los fungicidas.

 

En la Argentina hay casos de cultivos como el maní, los cítricos, la papa y la uva donde ya se vieron fracasos de fungicidas.  

Temas en esta nota

Seguí leyendo