Participación del productor en el valor de góndola sigue siendo baja

Los precios promedios de los alimentos agrícolas desde que salen del productor y hasta que llegan al consumidor, se multiplicaron por 5,15 veces en julio.

Por
EN ROJO. En el caso de la manzana el valor desde que se produce hasta que llega al consumidor se multiplica por 8,5 veces.

EN ROJO. En el caso de la manzana el valor desde que se produce hasta que llega al consumidor se multiplica por 8,5 veces.

23deAgostode2016a las08:58

Los precios promedios de los alimentos agrícolas desde que salen del productor y hasta que llegan al consumidor, se multiplicaron por 5,15 veces en julio, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Este valor muestra una reducción de 0,8% frente a junio cuando la diferencia se ubicaba en 5,2 veces.

Así surge del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Área de Economías Regionales de CAME para una canasta de 20 productos agrícolas. Es el tercer mes consecutivo que el IPOD baja. Y desde abril el indicador acumula una mejora de 13,3%. 

La participación del productor en el valor de góndola también tuvo una leve mejoría, aunque continúa siendo baja: para el promedio de los alimentos agrícolas y ganaderos relevados en julio, el agricultor sólo recibió el 27,9% del costo que pagó el consumidor, con un aumento de 2,7 puntos porcentuales frente al mes pasado. 

Las frutas o verduras con mayores brechas de importes en el mes fueron: la pera, con una diferencia de 11,1 veces, la mandarina con una desigualdad de 10,9 veces, el limón 10,8 veces, y la manzana roja 8,5 veces.

En cambio, los elementos donde menos se multiplicaron los valores desde que salieron del campo y hasta que llegaron al público, fueron: la papa con una disparidad de 1,92 vez, la frutilla 2,04, el pimiento rojo 2,17 veces, y la cebolla con 2,24 veces.

Por otra parte en julio continuaron mejorando los precios al agricultor de algunos productos, aunque otros volvieron a deteriorarse. La suba más fuerte en los montos de origen se produjo en el repollo, donde los importes al productor aumentaron 120,9%

En cambio, en julio cayeron los precios al cosechador del limón (-47,9%) y del tomate de ensalada (-44,9%). En los dos casos, esa descenso fue acompañado de una reducción en los importes de góndola (-14,2% y -22,6% respectivamente).

Temas en esta nota

Seguí leyendo