El clima vuelve a complicar los resultados de la campaña

El clima volvió a complicar la campaña agrícola con lluvias excesivas en zonas que ya habían sido afectadas en el mes de octubre.

Por |
De igual manera aseguran que pueden superarse los rindes de indiferencia.

De igual manera aseguran que pueden superarse los rindes de indiferencia.

09deEnerode2017a las12:09

El siguiente cuadro muestra la proyección de resultados para la zona sur de Córdoba sobre la base de los precios estimados a cosecha 2017. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Costos y márgenes para la zona sur de Córdoba

El clima volvió a complicar la campaña agrícola con lluvias excesivas en zonas que ya habían sido afectadas en el mes de octubre. 

La cosecha de trigo finalizó con muy buenos rindes para la zona, de 35 a 40 qq/ha, cuando lo normal es que no lleguen a 30 qq/ha. Aún queda por sembrar un 5% de la superficie planificada con soja de 2ª y maíz tardío. Parte de lo planificado no se podrá sembrar a tiempo por falta de piso.

Más allá del clima que complica, y mucho, los cultivos evolucionan bien porque cuentan con excelente humedad. El potencial productivo estimado para el maíz de 1ª es del orden de 90 qq/ha, y para la soja de 1ª de 35 qq/ha, si todo transcurre normalmente. Por los retrasos, el maíz tardío no superaría los 80 qq/ha.

De acuerdo con las proyecciones del cuadro adjunto, para siembras en campo propio, los "rindes de indiferencia" se proyectan en:

  • 47 qq/ha en trigo
  • 16 qq/ha para soja de 2ª
  • 64 qq/ha en maíz
  • 14 qq/ha en girasol
  • 23 qq/ha en soja de 1ª

En campo arrendado los rindes de indiferencia proyectados son de:

  • 56 qq/ha en trigo
  • 21 qq/ha en soja de 2ª
  • 79 qq/ha en maíz
  • 19 qq/ha en girasol
  • 29 qq/ha en soja de 1ª

En la medida que el clima no siga complicando y llueva "normalmente", pueden superarse los rindes de indiferencia. Los mercados están atentos a la evolución de los cultivos en Sudamérica, y preocupan tanto los excesos hídricos en la zona central del país como la falta de lluvias en el sur de Buenos Aires.

Temas en esta nota

Seguí leyendo