La enfermedad que podría hacer desaparecer la citricultura

HLB es la enfermedad más destructiva de los cítricos a nivel mundial. En Brasil ya lleva quemados más de 43 millones de árboles. En Argentina se detectó en 2012 en Misiones y si bien está controlada, se advierte acerca de su inminente propagación si no se toman las medidas sanitarias correspondientes.

Por |
Tucumán es el primer productor del mundo de limones.

Tucumán es el primer productor del mundo de limones.

23deEnerode2017a las10:17

La Asociación Fitosanitaria del Noroeste Argentino (AFINOA) que administra y coordina, junto con el SENASA y los gobiernos provinciales, el funcionamiento de las barreras de control fitosanitario constituidas en la región, advierte acerca de la necesidad de concientizar y reforzar los controles de la enfermedad HLB, la enfermedad más destructiva de los cítricos a nivel mundial y que viene arrasando las plantaciones de los países donde hizo su aparición.

En Argentina, el HLB fue detectado en una localidad de la provincia de Misiones llamada Comandante Andresito, en el límite con Brasil, en el año 2012. “Hoy está a lo largo de toda la provincia de Misiones, y se detectó un caso en Corrientes. Conociendo el desarrollo de esta enfermedad no nos sorprende que los casos positivos sigan la ruta de los movimientos de la fruta informal, explica Gloria Pérez, gerente técnico de AFINOA.

Una vez ingresado el HLB, se estima que el 70 % de la producción se puede llegar a perder entre 3 y 5 años. “Esta enfermedad podría hacer desaparecer a la citricultura rápidamente. Se perderían 100 mil puestos de trabajos directos, más todos los indirectos. El que pierde más rápidamente frente a esta enfermedad son los pequeños productores. Y justamente en Misiones, Corrientes, las fincas son pequeñas”, explica Pérez.

La citricultura es una de las principales actividades de las economías regionales del país. Actualmente Argentina tiene aproximadamente 140 mil hectáreas de cítricos en sus principales regiones productivas, el NEA (Misiones, Corrientes, Entre Ríos y Buenos Aires Norte) y el NOA (Tucumán, Catamarca, Salta y Jujuy).  Desde el NOA se exporta el 93 % de la fruta que va a Europa y a otros 60 mercados a nivel internacional, que anualmente hace ingresar alrededor de mil millones de dólares.

Tucumán es el primer productor del mundo de limones. Representa el 94 % de la producción de los derivados industriales del limón del todo el hemisferio sur y un 55 % de la producción industrial del mundo. 

¿Qué es el HLB?

El Huanglongbing, más conocido como HLB es una enfermedad que mata la planta de citrus. Si bien es una enfermedad producida por una bacteria y no afecta a la salud humana, es una enfermedad que no tiene cura. Cuando se detecta, hay que erradicarla cortando el árbol y quemándolo.

La enfermedad fue descubierta en China hace más de un siglo. Hizo su aparición en el continente americano en 2004 en Brasil y hasta el momento lleva quemados más de 43 millones de árboles en ese país. En Estados Unidos se detectó en el 2005 en Florida y actualmente perdieron el 50 % de la superficie de plantación (750 mil hectáreas ) y el  50 % restante está enfermo con HLB. También fueron afectados la mayoría de los países de Centroamérica y México. Por su parte, el SENAVE de Paraguay declaró en 2013 que la enfermedad “está fuera de control”, es tan explosivo que no se puede dominar.

La situación es grave, podemos quedarnos sin cítricos a nivel mundial. Es una enfermedad que tiene muchos bemoles. Uno de los puntos a tener en cuenta es que esta enfermedad tiene un período de latencia, que es desde la aparición de la enfermedad hasta que se manifiesta a través de los síntomas.  Ese período puede ser de 6 meses a 3 años. Esto implica que podés tener plantas que están enfermas y no te das cuenta, pero que están contagiando a las demás”, explica Gloria.

La gerente técnica de AFINOA explica que la enfermedad se contagia a través de un insecto vector que está presente en Argentina, excepto en Tucumán y Catamarca, y a través de material de propagación enfermo: “Es muy importante todos los controles que puedan realizarse para evitar traslado de fruta que no cumpla con los requisitos necesarios para evitar que sea transportado el insecto o el material de propagación. La fruta no transmite la enfermedad pero sí en caso de no pasar por una planta de empaque previo al traslado, lleva adherido el insecto”.

Argentina desde el año 2009 cuenta con el Programa Nacional de Prevención del HLB, dependiente del Ministerio de Agroindustria y Coordinado por SENASA. La Ley 26.888 y las normativas vigentes regulan todas las medidas de prevención necesarias para evitar el desastre que supone la presencia del HLB. AFINOA forma parte de este programa nacional en representación del Sector Privado del NOA.

Difusión y concientización

La Asociación Fitosanitaria del Noroeste Argentino (AFINOA) nació hace 25 años por una iniciativa del sector privado, de algunos productores de las cuatro provincias que conforman la región (Tucumán, Catamarca, Salta y Jujuy) que vieron que la situación de exportación de los productos cítricos hacia el mundo, comenzaba a tener algunas restricciones fitosanitarias a modo de barreras arancelarias.

“Desde que se descubre la presencia de HLB en 2005 en Brasil comenzamos a trabajar desde AFINOA en la búsqueda de la enfermedad y del insecto vector en toda nuestra región. Con el aporte de las empresas asociadas, y el apoyo técnico científico de los técnicos de la EEAOC y el INTA se armaron equipos de trabajos  y se firmaron convenios para trabajar en el desarrollo de análisis y controles. Hemos hecho capacitaciones con especialistas del exterior y haciendo campaña de concientización, controlando barreras en las provincias, denunciando malas prácticas y trabajando junto al SENASA , Minagro y Gobiernos provinciales para frenar el ingreso. Hasta ahora ha sido exitoso, hay mucha gente involucrada y comprometida y esperamos entre todos seguir defendiendo a nuestra citricultura”, expresa Gloria.

 

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo