México, Suiza y otros países restringieron la compra de carne brasileña

México, Suiza, Hong Kong, Egipto, Jamaica y Trinidad Tobago se sumaron hoy a Chile, China, Corea del Sur y la Unión Europea (UE).

Por
La restricción llega luego de la operación policial contra 21 plantas frigoríficas sospechadas de comercializar alimentos adulterados.

La restricción llega luego de la operación policial contra 21 plantas frigoríficas sospechadas de comercializar alimentos adulterados.

22deMarzode2017a las06:32

De todos modos, el gobierno del presidente Michel Temer canceló ayer las licencias de exportación de las 21 plantas industriales denunciadas, entre ellas unidades que pertenecen a las gigantes multinacionales BRF y JBS, acusadas de sobornar funcionarios y financiar campañas electorales en forma ilegal.

La Secretaría (ministerio) de Agricultura de México anunció que suspendió desde el domingo pasado las importaciones de productos avícolas de Brasil "hasta que la autoridad sanitaria brasileña ofrezca evidencias científicas y garantías suficientes de sanidad, calidad e inocuidad de sus cárnicos".

Un vocero del gobierno suizo informó que dejará de comprar carnes de cuatro frigoríficos brasileños investigados en la operación Carne Débil, siguiendo el anuncio de nuevas medidas sobre los embarques tomadas por la UE.

La prensa económica brasileña informó que Hong Kong, región administrativa de China, siguió al gobierno de Pekín y canceló la llegada de embarques de carnes brasileñas hasta tener seguridad en el sistema sanitario.

Egipto, entre los primeros cinco compradores de carne de Brasil, también informó a las empresas que suspendió los pedidos, informó el diario económico Valor.

Asimismo, los gobiernos de Jamaica y Trinidad y Tobago resolvieron suspender temporariamente la importación de carnes bovinas procedentes de Brasil, consignó la agencia de noticias EFE.

El ministro de Agricultura brasileño, Blairo Maggi, llevó a la televisión europea a una visita a una planta procesadora avícola de la empresa JBS en el estado sureño Paraná, limítrofe con la Argentina y Paraguay.

Maggi dijo que de las 21 plantas frigoríficas sospechosas apenas seis se dedicaban a la exportación y que el el problema mayor fue la corrupción a funcionarios a cambio de fiscalización y no la supuesta adulteración de alimentos.

Temer admitió que el escándalo colocó al país en una "situación embarazosa" pero afirmó que "los números exhiben lo insignificante de la operación" porque apenas tres de los 4.383 frigoríficos de Brasil fueron intervenidos por la policía y 21 están bajo investigación.

Con ventas a 150 países, Brasil es el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollo y el cuarto de cerdos.

Temas en esta nota

Seguí leyendo