Malezas: el desafío se renueva

Pergamino fue sede de una nueva Jornada de Malezas. Enterate de lo más destacado en esta nota.

Por |
10deMayode2017a las16:28

Como cada año, el Ministerio de Agroindustria organizó la Jornada Nacional de Malezas, esta vez con sede en Pergamino. Más de una decena de paneles completaron un abanico de información muy completo para tomar la mejor decisión y poder lograr rendimientos mayores.

El plato fuerte de la Jornada fue la actualización sobre la problemática de malezas en distintas regiones del país, donde especialistas desarrollaron sus estrategias de manejo en el NOA, NEA, Norte de Buenos Aires y Centro de Córdoba.

Perspectivas climáticas: "No hay superhéroes para predecir el clima"

El Ing. Agr. Carlos Di Bella, director del Instituto de Clima y Agua de INTA, expuso sobre las perspectivas climáticas de cara a la nueva campaña, por lo que afirma: “No hay superhéroes para predecir el clima”.

Esto se debe a que al ser consultado por las perspectivas para la próxima campaña, Di Bella explica que se estima que para la porción sur de la región pampeana y buenos aires, “son de más lluvias para los próximos meses, normales o superiores a lo normales. Tendremos lluvias iguales a lo normal ya que esa es la media”. Al mismo tiempo, agrega que: “En cuanto a las perspectivas para el este de la región pampeana, centro norte, las perspectivas son de incertezas, ya que no podemos decir si va a ir para un lado o para el otro. Pensamos que van a ser perspectivas normales, pero sin certezas”.

Sin embargo, el director del prestigioso instituto, aconseja: “Lo mejor que pueden hacer los productores es recurrir a la información climática que tengan del pasado. Siendo la precipitación una variable tan cambiante en términos espaciales, hay que buscar información disponible en un campo, una zona. Siendo de más de 30 años, con esa la información se  pueden hacer análisis y calcular las probabilidades. Mirando al pasado se puede hacer. Lo mejor que podemos decir, es que busquen técnicos (CREA, Ministerio, INTA, etc.) y accedan a información climática de calidad para tomar mejores decisiones”.

Nuevas tecnologías: "Ver cosas que ahora no vemos"

Como es costumbre, también se abordaron temáticas relacionadas con nuevas tecnologías que pueden ayudar a los productores a controlar o detectar malezas. Esta vez el foco no estuvo puesto en herbicidas, o nuevas formulaciones, sino que se destacó la información y las aplicaciones que pueden proveer los nanosatélites. En este sentido, el Dr. Martín Garbulsky, de la FAUBA y miembro del Conicet, explicó en qué consiste la tecnología, cómo se desarrolla y que usos le podemos dar en el campo: “Lo que intentan los nanosatélites es revolucionar la tecnología de la teledetección de la tierra, es decir la forma de mirar la tierra. Antes eran aparatos muy pesados y generaban dificultades por el lanzamiento y por el desarrollo. Estos nanosatélites pesan cerca de 40 kilos”.

“En el campo, podemos ver un video determinado de la tierra, por ejemplo en un potrero, ver cosas que ahora no vemos. Concretamente podemos trabajar mejor la tierra, ser menos agresivos, usar mejor los recursos naturales, incluso saber dónde están las malezas para ir a atacarlas puntualmente. Esta es una herramienta muy importante para el manejo de las malezas e incluso para conocer el estado hídrico de los cultivos o detectar rápidamente un déficit de nutrición, hasta la ganadería”.

Aplicaciones bajo BPA

Otro de los pilares de la Jornada fue la disertación del Ing. Agr. Federico Elorza, de CASAFE, que aclaró algunos puntos relacionados con las aplicaciones bajo las Buenas Prácticas Agrícolas: “Hace 3 años que estamos trabajando en una interacción público – privada en el desarrollo de demostraciones bajo buenas prácticas agrícolas junto al Ministerio. Estas demostraciones tienen una base en un documento de aplicaciones periurbano que establece 100 mts. para aplicaciones terrestres y 200 mts. para aplicaciones aéreas".  

"Una vez que salió el documento, a fines de 2013, tiene como objetivo poder darle base científica a los municipios para poder legislar y tener esa base en cuanto a las distancias de aplicación para poder hacerlo de forma coherente y quedar satisfechos todos".

Elorza, al mismo tiempo, agrega: "Nosotros salimos a mostrar a campo estas normas, así que aplicamos de forma aérea y terrestre  para medir la deriva con tarjetas hidrosensibles. Ya hicimos 23 jornadas de aplicaciones para poder llegar al público, que son productores aplicadores, periodistas, autoridades y la sociedad en su conjunto”. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo