Uso inteligente de tecnología, al servicio de los rendimientos

Distintos asesores expresaron los diferentes métodos y estrategias que aplican a la hora de mejorar el rendimiento de los cultivos.

Por
"Desafíos Tecnológicos del Cultivo de Soja Región a Región"

"Desafíos Tecnológicos del Cultivo de Soja Región a Región"

03deAgostode2017a las07:33

En el XXV congreso de Aapresid se llevó adelante la conferencia sobre “Desafíos Tecnológicos del Cultivo de Soja Región a Región”, en la que distintos asesores expresaron los diferentes métodos y estrategias que aplican a la hora de mejorar el rendimiento de los cultivos pese a los distintos factores adversos con los que deben lidiar.

Los expositores compartieron sus experiencias en distintas regiones del país sobre cómo actuar frente a las inclemencias climáticas para poder desarrollar un mejor rinde de los cultivos aplicando de forma inteligente la tecnología.

Gustavo Duarte, fue el primero en comenzar con la exposición hablando sobre la importancia de corregir variables que “mejoren el rendimiento del cultivo”. Al respecto señaló que “los mayores gap se alcanzan optimizando factores simple, al igual que la incorporación de tecnologías mejoradas de insumos sustenta respuestas medias del 8 al 13%, aunque hay que tener en cuenta que las tecnologías no siempre generan respuestas positivas”.

El gran desafío, según Duarte, es lograr disminuir la brecha de toneladas y reconoció que “se puede lograr a través del uso eficiente de las napas con oferta de agua, que es la clave que lo cambia todo”. Sin embargo, apuntó que es necesario “tener cuidado con los excesos de agua, porque sin querer se puede generar una sobreabundancia de oferta del recurso y es perjudicial”.

Otros puntos interesantes que señaló el disertante, tienen relación con la oferta de nutrientes en los cultivos, ya que “es importante saber que la soja puede ser nutrida con fósforo” al igual que es necesario “utilizar tecnología de calidad, sobre todo en los sistemas que se apliquen”. Para el cierre dejó entrever que quizás en un futuro se pueda pensar en fertilizar la soja con nitrógeno, “aunque es algo que todavía no está sucediendo”, pero “tiene relevancia en cuanto al rendimiento”.

En una suerte de conclusión, Duarte destacó que “la reducción de las brechas de rinde en soja para la RPA resultan un desafío de interés en el diseño de los actuales sistemas de producción”, también mencionó que “el progreso se consolidará si somos capaces de censar y optimizar el manejo de la variables relevantes en la generación del rinde” y finalmente apuntó que “el diseño de protocolos de manejo colabora en el ordenamiento de dichas variables y contribuye a seleccionar las tecnologías de alto impacto”.

El segundo en exponer fue E. Bilbao (Aapresid) quien se refirió al trabajo que realizan en el sur para mejorar los cultivos. Se refirió a la importancia que tiene el hecho de “utilizar cada más y mejor información de forma conjunta” para lograr resultados positivos sostenidos en el tiempo y que puedan incrementarse de a poco, pero siempre “de forma conjunta”.

El principal inconveniente que “tenemos en el sur” es el “faltante de agua por limitante de profundidad”, por eso los enfoque están puestos en lograr generar oferta de agua a los cultivos. Sin embargo, destacó que en el sur “sólo se hace soja, sino también maíz, cebada, trigo, entre otros”.

Bilbao, dijo que intentan aplicar distintas estrategias a la hora de cultivar y de monitorear los cultivos, “desde la fecha en la que sembramos hasta el seguimiento y los productos que utilizamos para generar cada vez mayor rendimiento”.

Sobre el cultivo en el norte del país, específicamente en el chaco santiagueño, Teran abrió su charla con la consigna de que son “una nueva zona agrícola”. Detalló que “las condiciones climáticas y los ambientes son los factores que más influyen en el rendimiento de los cultivos”. En este sentido, señaló que “en esta zona hay una ata variabilidad en precipitaciones y altas temperaturas, los que nos demanda mucha agua”, aunque resaltó que pese a los factores determinantes “construimos buenos ambientes que nos mantienen un buen rendimiento con pisos más seguros y nuevos techos”.

El disertante comentó que “tanto el rastrojo como la cobertura son fundamentales” en el mejoramiento de las producciones agrícolas en dicha zona norteña. Actualmente, “estamos bajos en trigo, pero estamos viendo de cultivarlo en un futuro no muy lejano aunque tenemos que determinar qué trigo vamos a cultivar”.

Finalmente, Teran resumió que lograron que con mejores malezas se produzcan más kilos a menos costos en dólares, porque “entendimos que el uso de la tecnología es clave para mejorar el rendimiento y los volúmenes. Es algo que sirve muchísimo”, cerró.

Temas en esta nota

Seguí leyendo